El Instituto de Derechos Humanos “Ignacio Ellacuría SJ” (IDHIE) de la Universidad Iberoamericana (Ibero) Puebla, expresó su preocupación por los contagios de Covid-19 al interior de los centros penitenciarios de la entidad y manifestó la necesidad de tomar medidas urgentes de prevención y tratamiento.

En entrevista para 24 Horas Puebla, Tadeo Luna de la Mora, responsable de Seguridad y Justicia del IDHIE, dijo que es necesario implementar un programa estatal de salud penitenciaria que presente estrategias efectivas para la prevención y control de contagios en entornos penitenciarios y asegure el tratamiento médico de calidad a personas diagnosticadas con Covid-19.

“Un programa que fuera amplio, que fuera público y que no pareciera que fueran respuestas a situaciones que podrían padecer desde antes, sabemos que las cárceles por el mismo encierro son un foco de infección y por tanto no se ha tomado ninguna medida al respecto, hasta que aparecieron los primeros casos”, enfatizó.

Señaló que hacer una prisión Covid-19 en principio podría parecer una buena idea o en su caso una medida adecuada; sin embargo, es de suma importancia hacer pruebas a los reos para tener una idea clara y no trasladar a personas que no tengan el virus, ya que podrían salir perjudicados.

Luna de la Mora indicó que de acuerdo con las cifras oficiales a nivel estatal, se han contagiado uno de dos mil personas, mientras que en el caso de personas privadas de la libertad, al menos 18 de dos mil están en la misma situación.

“La infraestructura de salud, la sobrepoblación y hacinamiento sabemos que es difícil mantener la sana distancia, por lo que hacen a las personas privadas de la libertad vulnerables, susceptibles al contagio y propagación de Covid-19”.

“No sólo es encerrar a los contagiados, sino que también se busque la prevención del Covid-19 al interior de las cárceles y por otro lado se asegure el tratamiento médico de calidad a las personas contagiadas (…) También es importante cuidar tanto al personal que labora en centros penitenciarios, así como a las niñas y niños que viven con sus madres; de familiares y demás visitantes, a través de medidas urgentes que atiendan a los principios de necesidad, proporcionalidad, idoneidad, interseccionalidad, transparencia y respeto irrestricto a los derechos humanos, y se lleven a cabo de manera inmediata”, señaló.

Finalmente, comentó que es necesario brindar información suficiente sobre las medidas llevadas a cabo en los centros penitenciarios de Puebla durante la pandemia, tanto a la población privada de su libertad como a sus familiares y público en general.