En el estado, 17 custodios de los diferentes centros penitenciarios dieron positivo a Covid-19, informó David Méndez Márquez, secretario de Gobernación (Segob) estatal.

El funcionario estatal desglosó que uno de ellos es del penal de Zacapoaxtla, seis de Cholula, uno de Tehuacán, dos de Puebla y siete de Huejotzingo, de los cuales algunos están hospitalizados y otros permanecen en sus domicilios.

Méndez Márquez especificó que el número de reos contagiados no ha variado y detalló que, de los 99 internos con la enfermedad, 82 se encuentran recluidos en el CIEPA, mientras que el resto está en las áreas de aislamiento de sus reclusorios de origen.

Asimismo, especificó que adaptaron mecanismos tecnológicos para que sus familiares mantengan comunicación con ellos a través de videollamadas y llamadas telefónicas.

“Desde que se estableció este mecanismo del centro penitenciario Covid, comentamos que se habían establecido protocolos, tanto en el área de reos como en la parte de la salud, de tal manera que hubiera atención adecuada en los mismos, (…) ninguno ha requerido hospitalización y se tiene protocolo para que estén en contacto con sus familiares con tabletas y celulares para videollamadas”, precisó.

 FALTA COMUNICACIÓN, DENUNCIAN FAMILIARES

En contraste, familiares entrevistados por 24 Horas Puebla argumentaron que las autoridades incumplen con lo establecido para comunicarse con sus parientes.

Un familiar, quien pidió omitir su nombre para evitar represalias, señaló que habían acordado que les harían videollamadas sábado, domingo y martes. Después les prometieron que sólo harían llamadas los mismos días.

Sin embargo, ahora les informaron que los celulares no tienen crédito y sólo se podrían comunicar con ellos un día a la semana.

“Sentimos que algo pasaba porque no han marcado, no sabemos qué va a pasar, estamos esperando ir mañana, que es día de depositarles cosas, y que nos aclaren por qué no nos han hablado”, dijo.

Los parientes de los reos contagiados señalaron que irán al CIEPA para tratar de conocer el estado de salud de los internos.