El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que ya se trabaja para castigar a los responsables de los asesinatos del juez federal Uriel Villegas y su esposa Verónica Barajas.

“Es un crimen atroz, abominable, condenable y ya estamos trabajando de manera conjunta poder Judicial, la Fiscalía General de la República y el poder Ejecutivo para castigar a los responsables“, dijo durante la mañanera en Puebla.

Ayer, el juez federal Uriel Villegas Ortiz y su esposa fueron ejecutados en su casa en Colima por hombres armados. El juzgador llevó el caso de Rubén Oseguera González “El Menchito”, hijo del capo Nemesio Oseguera “El Mencho”, cuando fue Juez Sexto de Distrito en Procesos Penales en Jalisco.

El ejecutivo enfatizó que existe una buena relación entre la FGR, el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo “Son buenas las relaciones entre los Poderes y la Fiscalía y cerramos las, para que estos crímenes no se repitan, que nunca más se den estos hechos violentos”.

Tras el asesinato el presidente consideró que su Gobierno no cederá ante intimidaciones o amenazas del crimen organizado.