Donald Trump anunció este viernes que el alcalde republicano de Tulsa había anulado el toque de queda decretado desde el jueves en esa ciudad de Oklahoma ante el temor a que estallaran disturbios durante el primer mitin de campaña del presidente el sábado.

“Acabo de hablar con el muy respetado alcalde de Tulsa, G.T. Bynum, que me ha informado de que no habría toque de queda esta noche ni mañana para nuestros seguidores que participen en el mitin”, tuiteó el presidente, que busca la reelección en los comicios del 3 de noviembre. “Diviértanse. ¡Gracias al alcalde Bynum!”, añadió.

Amenazó el viernes con una acción que no mencionó a cualquier manifestante opositor que se presente en su mitin de reelección en Oklahoma el fin de semana, una advertencia que su campaña dijo que no está dirigida a los activistas pacíficos.

“Cualquier manifestante, anarquista, agitador o saqueador que vaya a Oklahoma, por favor comprenda que no será tratado como en Nueva York, Seattle o Mineápolis. ¡Será una escena muy diferente!” tuiteó Trump.

Marc Lotter, portavoz de la campaña de Trump, dijo que el mandatario se refería a los agitadores y no a los manifestantes pacíficos.

Con Información de Reuters