Al manifestar que era “sólo un pegote”, el presidente Andrés Manuel López Obrador desapareció la Coordinación de Ciencia de la Presidencia de la República, que funcionaba como enlace directo con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018) se creó la Coordinación de Ciencia y Tecnología, cuyo objetivo era elaborar diagnósticos sobre la situación de científica, tecnológica y de innovación del país, para presentar estrategias, planes y programas que mejoren las áreas de atraso, además de impulsar la colaboración internacional.

En abril de 2013, Francisco Bolívar Zapata, pionero a nivel internacional en biotecnología, fue nombrado a cargo de la coordinación de Ciencia de la Presidencia; en 2015, fue sustituido por Elías Micha Zaga.

Entre sus logros, según dijo en una entrevista en 2014, el científico señaló que sus objetivos como asesor presidencial era aumentar el presupuesto de los rubros de Ciencia, Tecnología e Innovación, así como el número de investigadores de tiempo completo y becarios en los diversos centros de investigación del país.

Además, en una entrevista con la revista Forum, Bolívar señaló que asesoró al presidente Peña en los nombramientos de funcionarios en materia científica, en especial del Conacyt, donde le sugirió colocar a un miembro de la Academia Mexicana de Ciencias.

En el último año de Gobierno de Peña Nieto, la Coordinación de Ciencias de la Presidencia erogó un presupuesto de 8.3 millones de pesos, según la Cuenta Pública 2018.

Desaparece

Sin embargo, a la llegada de López Obrador, se desapareció dicha coordinación bajo el argumento de que era un gasto de recursos y el Gobierno ya contaba con el Conacyt para los asuntos de ciencia.

Para López Obrador, la Coordinación de Ciencia de la Presidencia era “otro pegote que teníamos en la Presidencia, era para asesorar al Presidente en asuntos de tecnología y de un término muy de moda: innovación tecnológica. No, ahí está Conacyt, a mí me asesora Conacyt y ahí están los científicos”.

Durante una conferencia mañanera en agosto de 2019, dijo que “ya no hay asesores en el Gobierno, están cancelados, mejor escogemos bien a los secretarios, subsecretario y director de área y ellos que hagan su trabajo”.

Para el Conacyt, López Obrador nombró a María Elena Álvarez-Buylla, quien durante su gestión ha enfrentado diversas polémicas, la más reciente es que el 23 de abril dijo que estaban ensamblando 700 ventiladores mecánicos (respiradores artificiales) que estarían listos para el 15 de mayo para atender a los enfermos graves de Covid-19.

Cuando se cumplió la fecha de entrega, la misma directora del Conacyt se retractó y dijo que el ensamble iniciaría el 15 de mayo.

Además, diversos integrantes del Conacyt han enviado cartas al Presidente de la República para criticar los recortes a la dependencia.

Con información de 24 Horas El Diario Sin Límites.