Puebla se ubicó en quinto lugar a nivel nacional con el mayor número de llamadas al 911 relacionadas con incidentes de violencia contra las mujeres, ya que se han contabilizado cinco mil 426 casos en los primeros cinco meses del año, según el último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Los casos de violencia contra la mujer, incluidos en el Catálogo Nacional de Incidentes de Emergencia, fueron definidos como “todo acto violento que tenga o pueda tener como resultado un daño, sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas, coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”.

De acuerdo con el SESNSP, en primer lugar se encuentra Chihuahua con 18 mil 253 llamadas, le sigue el Estado de México con 18 mil 211, después Ciudad de México con 15 mil 750 y en cuarta posición está Jalisco con seis mil 387.

En contraste, los estados donde hubo menos llamadas de este tipo son: Baja California Sur, donde se registraron 206, Colima 312, Quintana Roo 318, Nayarit 415 y Sinaloa 432. A nivel nacional, el secretariado informó que se contabilizaron 108 mil 778 llamadas al 911 relacionadas con violencia contra la mujer.

ABUSO SEXUAL

Asimismo, se detalló que la entidad ocupa el sitio número 18 a nivel nacional respecto a incidentes de abuso sexual, ya que de enero a mayo se han atendido 25 casos.

El delito, incluido en el Catálogo Nacional de Incidentes de Emergencia, fue definido como: “Llevar a cabo un acto sexual en contra de la voluntad, sin el propósito de llegar a la cópula”.

Los primeros lugares los ocupan: Nuevo León con 416, Baja California con 229, Chihuahua con 226, Ciudad de México con 223, Sonora con 219 y Guanajuato con 138. En Oaxaca sólo se registró una llamada, en Tlaxcala dos, en Aguascalientes cuatro y Zacatecas y Campeche cinco cada uno.

Mientras que a nivel nacional hubo dos mil 164 llamadas al 911 relacionadas con incidentes de abuso sexual.

ACOSO U HOSTIGAMIENTO SEXUAL

En este rubro, Puebla se colocó en el lugar número 11 en el país en llamadas relacionadas con incidentes de acoso u hostigamiento sexual, ya que acumuló 81.

Es definido como: “Conducta donde una persona se aprovecha de tener una posición jerárquica superior respecto a otra, así como en el caso que la posición jerárquica es igual, para privarla de su libertad y seguridad sexual, asediándola reiteradamente para la realización de un acto sexual”.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reveló que en primer lugar esta Ciudad de México con 475, le sigue Chihuahua con 471, Guanajuato con 371, Baja California con 245 y Nuevo León con 232.

En Baja California Sur hubo 10, en Zacatecas y Tlaxcala, ambos con 11, Sinaloa 13, Morelos 15 y Nayarit 19. Mientras que a nivel nacional hubo tres mil 503 reportes.

En llamadas de emergencias relacionadas con incidentes de violación, la entidad registró 25 reportes a nivel nacional, mientras que en incidentes de violencia de pareja 771 y por violencia familiar, tres mil 813.

VIOLENCIA DE GÉNERO  EN LA CAPITAL

En lo que respecta a la capital del estado, de marzo a la tercera semana de junio de este año la Secretaría para la Igualdad Sustantiva de Género del Ayuntamiento de Puebla atendió 373 casos de violencia de género, informó la titular de la dependencia, Catalina Pérez Osorio.

En videoconferencia encabezada por la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, la secretaria detalló que del total de los casos, 173 fueron presenciales, de los cuales 123 estuvieron relacionados con temas psicológicos y 50 con asuntos jurídicos.

Pérez Osorio añadió que por llamada se registraron 200 casos; del total, 129 fueron psicológicos y 71 jurídicos.

En la intervención de José Luis Becerra Rosas, jefe del departamento de Nuevas Masculinidades del Ayuntamiento de Puebla, presentó el número telefónico para atender el manejo de las emociones en hombres. La línea es 2223 1377 87, en la que se abordarán temas como: miedo, ira, enojo, frustración y ansiedad.

“Cuando no tienen la posibilidad de reconocer las emociones que estamos sintiendo, normalmente este proceso deviene en violencia, porque no tenemos los mecanismos para estructurar esto que estamos sintiendo”, refirió.

Becerra Rosas explicó que también se dará prioridad a los casos de depresión, ansiedad o estrés, así como farmacodependencia, consumo de alcohol y otras drogas.