El ocio es un muchas ocasiones es el peor consejero porque nos lleva a hacer cosas de las que luego nos arrepentimos, especialmente si tenemos en cuenta que ya van cuatro meses desde que comenzó el confinamiento y puede ser que algún punto nos hayamos quedado sin herramientas para poder sobrellevar el entierro de la mejor manera.

Sin embargo, resulta sorprendente leer cosas como el hecho de que niñas de seis años de edad han estado enviando mensajes con contenido sexual explícito durante la cuarentena: así lo informaron un grupo de investigadores.

SafeToNet, una firma de ciberseguridad británica, encontró que los mensajes sexuales escritos por niños en el Reino Unido aumentaron en un 183% durante el confinamiento, comparado con el 55% de ocurrencia durante las horas de escuela, de acuerdo con Independent. La firma usa inteligencia artificial para proteger a los niños de ciberbullying y extorsión sexual, examinó cerca de 70 millones de mensajes que potencialmente fueron enviados por los chicos usando sus aplicaciones de seguridad.

Se descubrió que las niñas son las que envían la mayoría de los mensajes fuertes, los cuales por naturaleza contienen importantes cantidades de contenido sexual gráfico. Los investigadores detallaron que las chicas de 11 años y los chicos de 13 años de edad son los que más incurren en esta acción y en el envío de mensajes considerados como ciberbullying.

Los mensajes de ciberacoso detectados cayeron en picada en el Reino Unido cuando se implementó la cuarentena, pero desde que algunas escuelas reanudaron las clases los domingos por la tarde han empezado a subir, lo que sugiere que esta tendencia se podría mantener durante las semanas siguientes.

Richard Pursey, director ejecutivo y fundado de SafeToNet, comentó que los niños se estaban “dañando a sí mismos” todos los días debido a la actividad en línea y que quedó “impactado” luego de ver parte del material recolectado.

Si bien detalló que no todos los niños del mundo usan su plataforma, Pursey realmente desea que este comportamiento pare en algún momento porque es realmente alarmante la cantidad de mensajes que rastrearon a través de la aplicación.