Creo que al igual que todos los mexicanos me encuentro harto de la situación de violencia en nuestro país; Me tiene hasta la madre que la justicia de nuestro país sea selectiva. Es cierto que nuestro país vive un periodo de violencia sinigual que lleva demasiado tiempo alentado por diversos factores internos y externos que envalentonan a los mas de 400 grupos armados que existen dentro del territorio nacional, sin embargo, creo que ha llegado el momento que explorar diversas alternativas a las que hemos experimentado anteriormente para asegurar el camino hacia la paz en nuestra sociedad, en esta primera parte discutiré sobre lo que debemos de reconocer que pasa en nuestro país.

¿Cómo generar paz en México?; no existe una respuesta fácil, estamos obligados primero a reconocer que es a lo que nos estamos enfrentando como sociedad; La verdad es que en nuestro país ha faltado la visión y la capacidad de las autoridades para reconocer que se están enfrentando a un Estado paralelo resultado de la simbiosis entre elementos del Estado Mexicano y las organizaciones criminales que han sido precursores lo que ciertos autores han clasificado como ‘illicit-profit seeking organizations’ que coloquialmente son las mafias que se dedican a cualquier actividad ilegal que genere ganancias.

El más claro ejemplo de la existencia de estas organizaciones es el surgimiento del robo de combustibles o petróleo crudo de los ductos de PEMEX que era contrabandeado y vendido en el mercado negro mexicano e internacional y las ganancias primordialmente pertenecían a un grupo dirigido por un militar mexicano que se encontraba a cargo de la seguridad física de la paraestatal mexicana. Este caso (de cientos) ilustra la convergencia entre los elementos estatales y elementos criminales por la depredación de recursos económicos o financieros de los estados por medio del control político de la población.

Este tipo de nuevos conflictos que eminencias de las teorías de seguridad contemporáneas han denominado como ‘New Wars’ donde la violencia es ejercida primordialmente en contra de la población por entes no estatales por el control de los recursos naturales y económicos de las naciones, siendo característica fundamental la violación masiva de los derechos humanos con el fin de generar movilizaciones forzadas e incluso dar muerte a amplios sectores de la población con el fin de generar control político y social sobre las poblaciones por medio del miedo y del terror, otra de las características de este tipo de conflictos es la intervención internacional (¿Estados Unidos, eres tú?) y la generación de economías locales sostenidas y renovadas de manera constante por el conflicto. Todos estos elementos se encuentran dentro del conflicto en nuestro país y no existe realmente una estrategia a nivel nacional que permita atajar los actos violentos que de ella surge, dado a que la violencia esta dirigida primordialmente hacia la sociedad y como podemos observar desde el inicio de este sexenio es que los grupos criminales se encuentran desafiando de manera directa al Estado mexicano por el control de las metrópolis.

Generar paz en nuestro México debe de partir reconociéndose el problema que enfrentamos, en esta primera entrega muestro una perspectiva diferente a las predominantes que existen sobre el conflicto en nuestro país, en la segunda parte hablare sobre mecanismos de paz inusuales que pueden ser el inicio de la reconciliación que necesitamos.