El presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico de Puebla, José Juan Ayala Vázquez, dijo que, al seguir en semáforo rojo, este lunes los comercios que decidan abrir será bajo su responsabilidad, además de que deben cumplir con todos los protocolos de higiene y seguridad.

“El Ayuntamiento nos hizo saber que no tiene facultades para clausurar un negocio por temas de Covid, pero sí nos dejó en claro que si existe otra condición, van a clausurar. Ante esta situación y sobre todo la incertidumbre que eso genera, nosotros hemos sido prudentes y decirles a nuestros compañeros que entendemos la necesidad de reapertura porque es prácticamente imposible seguir así, pero también entendemos el tema de salud, entonces a quien decida iniciar actividades le pedimos que sea consciente en las medidas de seguridad y tomar la mejor decisión, seremos respetuosos”, señaló en entrevista para 24 Horas Puebla.

Indicó que no tiene una cifra de cuántos locales podrían subir sus cortinas, pero recordó que de los 10 mil negocios que se ubican en el Centro, 900 no están en posibilidad económica para reabrir una vez que se levante la contingencia sanitaria. “Quien reinicie estamos viendo que va a ser de forma paulatina, no va a haber un desbordamiento de negocios, no hay condiciones económicas, va a ser escalonado”, indicó.

A su vez, César Bonilla Yunes, dirigente del Consejo de Organismos Empresariales (COE), informó que el gobierno municipal les pidió trabajar juntos, por si piensan abrir algunos negocios, que lo hagan con los protocolos que indica Protección Civil y la Secretaría de Gobernación Municipal y se trate de hacer un inicio pausado con el fin de que no implique motivar la movilidad de los ciudadanos y se dé una reapertura irresponsable que genere algún riesgo para la salud.

Explicó que al menos cuatro mil empresas no podrán abrir en estos momentos, ya que no cuentan con las posibilidades económicas para hacerlo, perdiendo alrededor de 20 mil empleos, por lo que no descartó que en próximos meses sumen más si se alarga el confinamiento.

Asimismo, dijo que no será fácil abrir de un momento a otro, ya que muchos negocios tendrán que cambiar de giro comercial, o en su caso no tienen las condiciones económicas, además de que existe el temor de que el gobierno del estado los pueda clausurar por abrir en estos días.

“Es una especie de riesgo que tomarán algunos, no sabemos cuántos, le avisamos al municipio que algunos comercios iniciarán actividades este lunes, y que de alguna manera queremos un acompañamiento con las autoridades para demostrar que se hace de manera lenta y con los estándares de salud”, finalizó.