Óscar la mascota de una familia australiana, estuvo 12 minutos dentro de una lavadora que ya había sido programa para un cliclo de lavado.

La mascota es un gato de raza birmana, gastó tres de sus nueve vidas, así lo consideró su dueña, Amanda Meredith, habitante de Mudjimba.

De acuerdo con el portal RT, el esposo de Amanda fue quien por error metió a Óscar a la lavadora, junto con las sábanas, programó la maquina y fue ella quien escucho los maullidos de su gato.

“El pobre gatito tenía las patas sobre el cristal mientras daba vueltas y me miraba”, dijo Amanda.

Antes de que la máquina sacará el agua y se apagará por completo, pasaron 2 minutos más para que Óscar pudiera salir.