LA MAYORÍA DE LOS PROBLEMAS DE CRISIS PROVIENEN POR UNA FALTA DE ACEPTACIÓN DE QUE ENFRENTAMOS UNA PANDEMIA”

El alargamiento de la cuarentena y la promesa de un retorno a la normalidad que no llega, ha significado para muchas personas entrar en un proceso de duelo, la cual ha traído como consecuencia el enojo, la negación, frustración, tristeza y dolor, así lo informó María del Carmen Mora Ávila, Psicóloga de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

En videoconferencia la especialista dijo que la mayor parte de estos problemas también provienen de una falta de aceptación de lo que está pasando y el no saber qué va a pasar en un futuro, generando pensamientos negativos. “La primera etapa es la negación que probablemente ya la experimentamos en los primeros meses de la pandemia, en donde la sensación era no saber si esto era real o parecía una pesadilla, así como el enojo en la que se buscan razones para culpar a otros, sobre lo que está sucediendo”, dijo.

Mora Ávila, apuntó que lo más indicado es encontrar la tranquilidad necesaria para poder mantenerse en el momento presente y atender los asuntos del día a día. Por ello, es necesario desarrollar la resiliencia, entendida como la capacidad de una persona para superar circunstancias traumáticas.

“La resiliencia es la capacidad de hacer frente a eventos traumáticos de manera positiva. Así, se basa en saber cómo reconstruirse y reorganizarse, mostrarse abierto a lo que ofrece la vida, sin perder la identidad. La clave de ser resiliente es saber administrar los problemas que nos llegan de manera productiva”, explicó la psicóloga Mora Ávila.

Asimismo, dijo que no es bueno lamentarse por la situación que enfrenta el país, por lo que es necesario buscar soluciones para no contagiarse, aprender a adoptar las medidas de seguridad e higiene pero también fomentado acciones que los hagan sentir mejor, así como tratar de aceptar que no se podrá regresar a la vida que se tenía antes.

Finalmente, Mora Ávila dijo que también habrá personas que aún tiene miedo a salir de su entorno de seguridad por lo que es importante afrontar lo que está sucediendo y actuar de manera eficiente lo antes posible e intentar hacerlo con optimismo, cuando acabe la contingencia sanitaria.