Conforme avanzan los días y pasan las semanas aumenta la incertidumbre en los estudiantes, principalmente en aquellos que concluyeron los estudios de nivel medio superior y quienes ahora, a pesar del confinamiento por la Covid-19, deberán elegir una carrera universitaria.

En entrevista para esta casa editorial, Abigail Sánchez Sáenz narró que terminar la preparatoria online fue un reto para ella, pues estaba acostumbrada a tomar clases todos los días de manera presencial, por lo que tuvo que adaptarse a una nueva modalidad debido a la contingencia sanitaria.

Explicó que también le causó conflicto elegir una universidad, sobre todo una carrera, pues debido a las condiciones no pudo visitar las instalaciones para saber más sobre lo que quería estudiar, por lo que tuvo que buscar información a través de las redes sociales. “Voy a estudiar Ingeniería Civil y si me costó decidirme, todo lo vi a través de Internet, (…) saber de qué trata, cuál es su campo laboral o qué materias voy a llevar, entre otras cosas”, agregó.

Sánchez Sáenz indicó que intentará hacer el examen en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) para, posteriormente, iniciar clases en enero y prepararse en su vida profesional.

Comentó que nunca pensó que la contingencia sanitaria se alargaría varios meses, pues ella tenía la expectativa de ingresar a la universidad en agosto, como lo veía en años anteriores, sin embargo, entendió que tendrá que esperar a que las condiciones mejoren y seguir estudiando desde su hogar.

La estudiante lamentó que, al no tener a clases presenciales durante su último año de preparatoria, los maestros no les enseñaron al 100%, lo que le perjudica en estos momentos que ingresará a una nueva etapa académica.

“Las clases presenciales se me hacen más fáciles, era nuestro último año y se tenían que esforzar más los docentes para que no se nos dificulte ahorita ingresando a la universidad y fuéramos bien preparados; ahora sí me preocupa un poco”, dijo.

Finalmente, Sánchez Sáenz expuso que, en estos momentos, sigue repasando lo aprendido durante sus tres años de formación en la preparatoria, así como tomar un curso sobre la carrera que estudiará, con el fin de reforzar sus conocimientos y no se le dificulte su ingreso a la licenciatura que eligió.