El gobernador Miguel Barbosa envió al Congreso local un decreto a través del cual se desaparece el Régimen Estatal de Protección de Salud, mejor conocido como Seguro Popular, para dejar únicamente la operación del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

Este Organismo Público Descentralizado (OPD) se concretó en septiembre de 2015, cuando se publicó en el Periódico Oficial del Estado (POE), el cual se creó para garantizar las acciones de protección social en salud en el estado a los ciudadanos.

Sin embargo, en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 del presidente Andrés Manuel López Obrador, se creó el Insabi para asegurar que todos los habitantes del país puedan recibir atención médica y hospitalaria gratuita, incluidos medicamentos.

Por esta razón, el mandatario estatal considera que el Seguro Popular ha dejado de ser indispensable, además de quedar fuera de la ley, ya que ahora el Insabi es la instancia encargada de brindar los mecanismos necesarios en materia de salud.

“El gobierno del estado no cuenta con recursos presupuestales de alguna otra fuente de financiamiento que le permitan sostener la operación del citado Organismo Público Descentralizado, de tal forma que su continuidad generaría cargas económicas innecesarias para la hacienda pública de esta entidad”.

Detalla que los recursos materiales y financieros que formen parte del Seguro Popular se transferirán al gobierno estatal, al igual que los bienes muebles e inmuebles a la entrada en vigor del presente decreto.

Las secretarías de Gobernación, de Planeación y Finanzas, de Administración, de la Función Pública y de Salud, en el ámbito de sus respectivas atribuciones y de manera coordinada, darán seguimiento a las acciones, además se faculta al mandatario estatal, por conducto de la Consejería Jurídica, a efectuar la interpretación legal correspondiente y aclarar cualquier duda al respecto.