Hay una disminución alarmante en el número de niños en el mundo que reciben vacunas esenciales debido a las disrupciones causadas por la pandemia de Covid-19, advirtieron el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, las interrupciones en el suministro de vacunas amenazan con revertir el progreso para hacer llegar una amplia gama de inmunizaciones a los más pequeños y adolescentes, de por sí obstaculizada en la pasada década.

Los últimos datos sobre estimaciones de cobertura de vacunas de las agencias para 2019 muestran que mejoras como la expansión de la vacuna contra el VPH a 106 países y una mayor protección para los niños contra más enfermedades están en peligro de decaer.

Por ejemplo, números preliminares para los primeros cuatro meses de 2020 apuntan a una caída sustancial en el número de niños que completan tres dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina. Se trata de la primera vez en 28 años que el mundo podría ver una reducción en la cobertura de esa inmunización.

Infografía: Xavier Rodríguez

“Las vacunas son una de las herramientas más poderosas en la historia de la salud pública, y ahora se inmuniza a más niños que nunca”, recordó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Advirtió que el sufrimiento y la muerte de los niños que no tienen acceso a las vacunas de rutina podrían ser mucho mayores que el Covid-19.

“Pero no tiene por qué ser así. Las vacunas se pueden entregar de manera segura incluso durante la pandemia, y estamos pidiendo a los países que garanticen estos programas esenciales para salvar vidas”, aseguró.

 

CIFRAS

85%
se estancó la cobertura de vacunas de la difteria y el sarampión

14 millones
de niños no tuvieron acceso a las vacunas que salvan vidas

14%
disminuyó la cobertura en Brasil, Bolivia, Haití y Venezuela

MANO AMIGA

Unicef y OMS apoyan en sus esfuerzos hacia la inmunización:

* La restauración de servicios para que los países puedan vacunar durante la pandemia con higiene y distanciamiento físico

* La ayuda a los trabajadores de la salud a comunicarse activamente con cuidadores para explicar reconfiguraciones

* La rectificación de brechas de cobertura e inmunidad

* La expansión de los servicios de rutina para llegar a las comunidades perdidas, donde viven algunos de los niños más vulnerables

Con información de 24 Horas El Diario Sin Límites.