El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), que se dedica a recolectar el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP), reportó que entre enero y marzo a 35.7% de la población trabajadora no le alcanzaba para comprar una canasta básica, pero en mayo este porcentaje llegó hasta al 54.9%.

A través de una encuesta realizada trimestralmente con la finalidad de observar la evolución del poder adquisitiva del ingreso laboral de los hogares y analizar los cambios en la pobreza laboral, el CONEVAL obtuvo el porcentaje de la población cuyos ingresos laborales son insuficientes para adquirir la canasta alimentaria.

Sin embargo, debido a la contingencia sanitaria por la Covid-19, el INEGI suspendió la recolección de esta información, pues podría ser un riesgo para la propagación del coronavirus.

Pese a esto,se implementó la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE), una encuesta realizada vía telefónica, la cual se mantendrá durante la pandemia.

Y durante el mes de abril y mayo, el seguimiento que se realizó a los hogares mediante la ETOE en abril y mayo, el 11.7% de las personas pasó de no estar en pobreza laboral a estar en pobreza laboral y el 10.3% pasó de estar en pobreza laboral a no estarlo.

Asimismo, la ETOE señaló que  las personas que dejaron de estar en pobreza laboral, 27.4% se emplearon en el sector informal y 7.6% en el sector formal.

“En términos porcentuales, la mayor pérdida de empleos se concentra en los grupos de jóvenes y adultos mayores. Entre el primer trimestre (ENOE) y mayo 2020 (ETOE), el grupo de 15 a 29 años perdió aproximadamente el 25.0% de los empleos; en el grupo de 30 a 64 años, 18.9%; y, en el grupo de 65 y más, 30.2%”, señaló el CONEVAL en un comunicado.

Por otro lado, ETOE indicó que en mayo el 54.9% de las personas se encontraban en una situación de pobreza laboral; el intervalo de confianza estimado señala que este indicador podría encontrarse entre 50.9% y 58.8% para dicho mes. Este resultado es acorde a la reducción del empleo y la caída en la actividad económica observadas en este periodo, mismas que afectaron las fuentes del ingreso laboral de los hogares.

Con información de 24 Horas El Diario Sin Límites.