A pesar del acuerdo de la Junta de Coordinación Política para que la diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Dulce María Sauri Riancho, presidiera la Mesa Directiva en la Cámara de Diputados durante el tercer año de la LXIV Legislatura; en la votación, no alcanzó las dos terceras partes requeridas.
Para lograr el respaldo, requerían el voto de 303 diputados de los 454 presentes; no obstante, 278 votaron a favor, 112 en contra y 64 abstenciones; por lo que se quedaron a 25 votos de diferencia.
De esta manera, la actual integración de la Mesa Directiva se queda en funciones hasta el próximo 5 de septiembre y se declararon inaugurados los trabajos del tercer año de la actual Legislatura.
Las 64 abstenciones registradas, fueron del coordinador de los morenistas, Mario Delgado; así como Tatiana Clouthier, entre otros morenistas.
Durante su intervención en tribuna para expresar el posicionamiento de su Grupo Parlamentario, el petista Gerardo Fernández Noroña, quien pretendía ser el presidente de San Lázaro, argumentó que no podía votar a favor del PRI cuando, “en todas las campañas electorales una consigna es ni un voto al PRI, ni un voto al PAN, cuando hoy todavía está la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa, sin aclarar, cuando la red de corrupción de Odebrecht se hizo desde la presidencia de Enrique Peña Nieto, priista”.
En respuesta, el coordinador de los diputados del PRI, René Juárez Cisneros, dijo que “se equivocan las personas, se equivocan las personas no las instituciones. Ninguno de los que integramos nuestro Grupo Parlamentario podemos responder por acciones de otros”.
Y pidió de manera respetuosa, más allá de las diferencias ideológicas, una reflexión y análisis de “los perfiles, las historias de vida, y que si lo consideran prudente, razonable y viable, apoyen la propuesta que hace nuestro partido”.
Para lograr el acuerdo en la Jucopo que permitió a la priista Dulce María Sauri ser propuesta como presidenta de la Mesa Directiva, la bancada del PRI sumó –de última hora- cuatro diputados que pertenecían al Partido de la Revolución Democrática (PRD), con lo que se refrendó como la tercera fuerza política en San Lázaro.
Al respecto, el presidente de la Junta y coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, refrendó su compromiso de respetar la Ley, “nosotros creemos y coincidimos con el Presidente de la República que para tener autoridad política hay que tener autoridad moral y hay que respetar la ley”.
Ante ello, dijo que por más importante que sea el cargo, primero están los principios. “Y hoy el acuerdo en la Junta es que se va a respetar la ley y corresponderá al Grupo Parlamentario del PRI hacer la propuesta de la presidencia”.

.

En breve más información…