24 HORAS EL DIARIO SIN LÍMITES PUEBLA

miércoles 23 de septiembre 2020 , 8:26 am

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Todo mal

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

El Blog de Puebla Deportes por Antonio Abascal


Seis derrotas en los últimos siete partidos, antepenúltimo lugar de la tabla de cocientes por lo que hoy tendría que pagar 50 millones de pesos y sin la autocrítica necesaria para reconocer que ante Bravos de Juárez se ofreció un pésimo partido, son las principales características que han convertido al Puebla de la Franja en un  equipo frágil mentalmente, sin capacidad de respuesta y que se ha acostumbrado a poner pretextos: Las bajas por Covid-19 (el más real de todos), algunas lesiones como las de Daniel Arreola contra el América y los errores arbitrales que han significado cuatro penales rigoristas pero tras los cuales el equipo no pudo reponerse https://www.youtube.com/watch?v=fQTAZhx5xRo.

Club Puebla/JAM Media

 

Las bajas por Covid-19 son dolorosas para cualquier equipo, pero en el caso de una plantilla como la del Puebla que es limitada en calidad y en número golpean más. Es cierto que son bajas dolorosas porque perder a tu líder dentro y fuera del campo (más allá de que no utilice el gafete de capitán) sí es un problema, perder al equilibrio en mediocampo y a los dos laterales derechos considerados para pelear por la titularidad, además del centro delantero que había encontrado mayor contundencia duele mucho, pero cuando a ese problema le sumas una serie de decisiones contradictorias, cambios partido a partido, modificaciones en la estructura del equipo (pasar de línea de cinco a cuatro y viceversa, cambiar de posición a los jugadores que, como Pablo González el viernes ante Juárez se vio perdido), se crea un cóctel que ha dejado al Puebla en una situación muy comprometida ya que ese duelo ante los Bravos era directo en la tabla general, pero sobre todo en la de cocientes ya que valía seis puntos y la Franja tenía una ventaja de cinco unidades sobre los fronterizos que no supo defender y ahora ya está metido en la parte baja de esa tabla mercantilista porque carece de castigo deportivo, pero sí económico.

Club Puebla/JAM Media

 

Juan Reynoso volvió a hacer cambios y volvió a mandar a la banca a Osvaldito Martínez quien había mostrado su clase en los minutos que estuvo en la cancha ante el América, el peruano tal parece que prefiere que todos corran aunque no haya claridad para lanzar al frente. El problema es que ante la baja de Arreola quiso jugar con su línea de cinco con Perg, Israel Reyes y Gularte, con Pablo González cargado por derecha alternándose con Daniel Aguilar; los primeros minutos fueron de los camoteros que generaron dos llegadas peligrosas, pero en un error en la salida de Iván Rodríguez quien dio muy largo el pase, Marco Fabián encontró profundidad por el lado izquierdo poblano con Flavio Santos y Lezcano empujó el servicio del ex de la Franja. Minuto 7 y aunque el Puebla ya no recibió más goles seguidos del primero, su fragilidad mental se comprobó al ya no volver a ser peligroso en lo que restó del partido.

Club Puebla/JAM Media

 

Por eso las declaraciones del técnico peruano son tan o más preocupantes que el accionar del equipo ya que señaló que el equipo mejora, que no mereció la derrota y contó las aproximaciones de gol (algo que no hacía cuando su equipo ganaba con una llegada y el rival generaba más de cinco), pero esta postura de Reynoso no refleja lo que es su Puebla. Otra vez los cambios lejos de ayudar generaron más confusión. Tras el medio tiempo, Israel Reyes dejó su lugar a Amaury Escoto para jugar con dos puntas y regresar a la línea de cuatro, luego al 64 sacó a un delantero como Bernardo Cuesta para ingresar a Néstor Vidrio lo que mandó a Pablo González al mediocampo ya que también salió un inoperante Alejandro Chumacero (una de las incongruencias de Reynoso ya que con algunos ha perdido muy rápido la confianza y con el boliviano le ha dado la titularidad a pesar de sus flojos partidos ya que no colabora a la ofensiva y tampoco a la defensiva), pero en lugar de que Martínez ingresara por el boliviano fue Salvador Reyes quien tuvo minutos, nueve minutos más tarde y ante la inoperancia del equipo, Brayan Angulo dejó su lugar a Eduardo Herrera (para otra vez quedarse con dos puntas) y Maxiliano Perg salió para que el paraguayo compusiera la obra en 17 minutos, con lo que Vidrio terminó en la central con Gularte, Pablo regresó a la lateral derecha, Reyes se hizo cargo de la izquierda y Martínez intentó controlar el mediocampo. Resultado: Más inoperancia, confusión en algunos jugadores como Pablo González que sufrieron tres cambios de posición en el mismo juego y una sensación de impotencia absoluta.

Club Puebla/JAM Media

 

El partido del viernes fue uno de los peores del Puebla, junto con el de Tijuana, porque desde el minuto 7 que sufrió el gol hasta el 94 que acabó el suplicio no hubo sensación de poder remontar ante un equipo que hizo el gol y se dedicó a sobrellevar las acciones, por lo que el juego fue uno de los peores del torneo. Y aquí es donde el Puebla se ha llenado de pretextos y no ha podido sobreponerse a las situaciones. ¿Si tienes tantas bajas y una plantilla limitada por qué no poner en la cancha al jugador más pensante y con capacidad técnica con el que cuentas? ¿Por qué algunos jugadores como Chumacero reciben varias oportunidades y los jóvenes de fuerzas básicas del Puebla como Diego Zago han sido borrados por una “mala” primera mitad? Tras ver a los jugadores juveniles que llegaron del Atlas, Daniel Aguilar e Israel Reyes, uno se pregunta si tan mal andan las fuerzas básicas camoteras para que se haya tenido que buscar a dos futbolistas que lo intentan pero que no trascienden y otra vez aparece el nombre de Zago o el de Antonio Soto como alternativas. En lo particular, esas incongruencias y el manejo de los cambios son los que no comprendo del cuerpo técnico poblano y siento que el peruano ya se encartó, se perdió en un mar de justificaciones y de autocomplacencia porque todos tienen la culpa de los descalabros desde la pandemia hasta los malvados árbitros, pero ni sus jugadores ni él y así será difícil revertir la situación.

Club Puebla/JAM Media

 

Da la impresión de que esa autocrítica tendrá que venir de la dirección deportiva del club. Es momento de que Carlos Poblete tome la sartén por el mango y exija explicaciones; “el Búfalo” siempre ha sido autocrítico y si la directiva (en el Ajusco) no quiere cambiar de técnico, Poblete deberá sentarse con Reynoso y estudiar las posibles soluciones, que en lo particular creo que van desde ocupar a los jugadores más talentosos a ser más estable en las alineaciones, tener la cabeza fría para realizar los cambios y evitar bandazos que confundan más a los jugadores como sucedió el viernes en Juárez.

Club Puebla/JAM Media

 

Ya para finalizar habría que apuntar la triste situación del futbol mexicano porque nos hemos enfocado en el Puebla pero la realidad es que partidos como el del viernes dejan muy mal parada a la liga ya que Juárez solamente sobrellevó las acciones tras el trajín de otra jornada doble sin justificación deportiva. El calendario lo hicieron las televisoras (el Puebla tendría que quejarse con sus dueños ante la cercanía de los partidos) por lo que los directivos han demostrado que no les importa la salud de los deportistas. Ayer Tijuana tuvo siete casos confirmados de Covid-19 y Cruz Azul dos, pero el partido no se reprogramó sino que se llevó a cabo https://www.youtube.com/watch?v=1EkInRl3FrQ, en nuestro futbol sólo importa el raiting televisivo por lo que se comentó el viernes en la transmisión del Juárez vs Puebla deja muy parados a los jugadores. En dicha transmisión, David Medrano dijo que los directivos y patrocinadores habían hecho un gran esfuerzo para ofrecer el torneo y que ahora correspondía a  los jugadores elevar el nivel del espectáculo.

Club Puebla/JAM Media

 

 

Medrano no hizo alusión a los técnicos y sus planteamientos, o a un sistema de competencia que privilegia la mediocridad que vimos el viernes al haber desaparecido el ascenso y descenso, aprobar que 12 de 18 equipos se metan a una liguilla y desde antes se había optado por dejar de participar en Copa Libertadores y Copa América, sino que su comentario se refirió a los jugadores. ¿Hasta cuándo el futbolista mexicano seguirá sin unirse, hasta cuándo dejará que le pasen por encima una y otra vez y ahora hasta lo critiquen por el espectáculo que ofrece cuando el calendario lo hicieron las televisoras sin importarles realmente la salud de los verdaderos protagonistas?

Club Puebla/JAM Media

 

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

NOTAS RELACIONADAS