La tarde del pasado viernes 9 de octubre un robo se registró en el fraccionamiento Rincones de la Calera, donde los delincuentes se llevaron joyas por un valor de un millón de pesos.

Los hechos fueron captados por las cámaras de seguridad de los vecinos de la Calera, donde se observan a dos sujetos irrumpiendo en la vivienda. Uno ayuda a su cómplice para brincar la barda para que después le permita entrar.

Ya dentro de la casa habitación, los delincuentes lograron apoderarse de las joyas, además de equipo de cómputo, pantallas y otros aparatos electrónicos.

En este atraco estuvieron involucrados tres vehículos que también fueron captados por las cámaras de videovigilancia.

Los vecinos de la Calera exigen a las autoridades mayor seguridad, pues se registra al menos un atraco por semana, pese a que han pedido al gobierno municipal y estatal apoyo para evitar que esta situación siga ocurriendo.