Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

¿Será?

JJ: El medio es el mensaje.

Luego de haberse mantenido en silencio, el exdiputado del Partido del Trabajo, José Juan Espinosa Torres, presunto responsable de asociación delictuosa y enriquecimiento bastante explícito, rompió el silencio en redes sociales.

Protagonista, adicto al reflector, no pudo mantener el silencio prudente que le es ajeno y regresó para mandar señales políticas detrás de un mensaje aparentemente inofensivo.

Desde que se supo que ya tiene orden de aprehensión, según publicó en su cuenta de Twitter el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, el polémico ex presidente municipal de San Pedro Cholula había mantenido un silencio sospechoso, que quebrantó cuando este domingo tuiteó sobre el parto de su mascota.

Contrasta la nobleza del animalito con la poca empatía que un siniestro como él puede generar, ausente por completo de sentido de solidaridad.

¿Será?

Ceder la plaza.

El senador de la República, Alejandro Armenta Mier de plano dijo la semana pasada que en Puebla hay un liderazgo encabezado por el gobernador Miguel Barbosa Huerta y que ello será factor en la definición de las candidaturas para 2021.

Armenta Mier fue un serio aspirante a la candidatura de Morena en la elección extraordinaria de 2019 y para la competencia que viene, dijo que no será “factor de división” para que el partido en el que milita vaya unido a la cita de las urnas en el primer domingo de junio próximo año.

Dijo incluso, que “me verás apoyando al partido” en cualquier parte del país y “si eso significa que no tenga que estar en Puebla en este proceso, no voy a estar, no pasa nada”.

¿Será?

Otra vez, la voladora.

Más vale poner atención. Voces informadas anticipan una nueva denuncia ante la Fiscalía General del Estado por el desvío de recursos del erario en tiempos del gobierno de Tony Gali Fayad, que originalmente estaban encaminados a sanear el Río Atoyac.

Los dardos envenenados apuntan a un ex servidor público en ese gobierno de nombre Alfredo Ávila Salazar, exdirector de la Comisión Estatal de Agua y  Saneamiento del Estado de Puebla (CEASPUE). Habrá chispas y centellas, nos aseguran.

¿Será?

NOTAS RELACIONADAS