Quitar montos por servicio de deuda y dar tasas de interés equivalentes a las de los países desarrollados a los países pobres fueron las dos propuestas que planteó el presidente Andrés Manuel López Obrador para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia de Coronavirus (Covid-19), durante su segunda intervención en la Cumbre Virtual de Líderes del G20 realizada esta mañana.

En su mensaje de poco más de seis minutos, el mandatario resaltó que a nivel mundial se incrementó la deuda, y a pesar de que México no adquirió préstamos, no fue la excepción.

“A pesar de la crisis sanitaria, en los dos años que llevamos en el gobierno nuestra moneda no se ha depreciado, y los ingresos Hacienda pública han disminuido muy poco, 2% con relación al año pasado. Sin embargo, la crisis económica que precipitó la pandemia afectó la actividad productiva y el crecimiento disminuyó en una proporción sin precedentes en los últimos 90 años, por ello aunque no contratamos deuda adicional, la consecuente pérdida de riqueza elevó la deuda pública de nuestro país de 44.8 a 51.1 del

Producto Interno Bruto nacional, “Esto mismo ha sucedido en todo el mundo, la deuda creció a partir de la pandemia en un promedio del 20%, y si no acordamos este asunto desde ahora en el futuro se va a convertir en otra amenaza para la estabilidad económica y al bienestar social”.

Ante los líderes de los países más importantes del mundo, el mandatario presumió sus “datos favorables”, derivados de que no se siguieron recetas neoliberales, pues durante la pandemia se mantuvieron y adelantaron pagos de pensiones para adultos mayores, personas con discapacidad; se entregaron becas escolares y créditos para pequeñas y medianas empresas tanto formales e informales.

Resaltó que se han recuperado 500 mil empleos del millón perdido durante la parte más crítica de la pandemia, y prevé para marzo de 2021 alcanzar los 2.5 millones de empleos formales registrados en 2020.

Además, destacó que como prueba de que no se disminuyó el consumo popular es que las tiendas departamentales vendieron 8% más que el mismo periodo del año pasado, y aumentó el envío de remesas que se prevé alcance los 40 mil millones de dólares a finales de año.

“Estoy seguro que la cooperación y la ayuda mutua permitirá a todas las naciones superar este doloroso periodo. Espero que seamos capaces de dejar a la historia como hacer frente A una amenaza sanitaria mundial, y a una grave crisis económica mediante la aplicación del principio de la fraternidad universal”, agregó en su mensaje.

Al mandatario el acompañaron los secretarios de Relaciones Exteriores, Hacienda, Economía, Salud, Marcelo Ebrard, Arturo Herrera, Graciela Márquez, Jorge Alcocer, respectivamente, y el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

También te puede interesar:

AR

Ver nota original