Con una fortuna valuada en 180 millones dólares, Luis Miguel no siempre gozo de cosas lujosas como actualmente lo conocemos, de hecho durante su juventud vivió en una modesta casa.

Su primer hogar estaba localizado en Puerto Rico y era de un solo piso, el cantante vivió ahí solamente por poco tiempo, pues pronto tuvieron que mudarse a la Ciudad de México.

Al llegar a nuestro país, el cantante solía residir en un departamento ubicado en la avenida Insurgentes en la capital, pero solamente duró un año ahí mientras aprendía a caminar y crecía un poco.

Posteriormente, la familia de Luis Miguel vivió en hoteles, pues viajaban a distintas ciudades de Estados Unidos, Venezuela o España debido a que Luisito Rey intentaba tener fama como músico.

Ocho años más tarde, el famoso regresó a México junto con su familia y residieron en distintas localidades del país, pero siempre tuvieron problemas económicos e inclusive deudas.

Sin embargo, gracias a Andrés García, la familia del cantante pudo permanecer en un hogar luego de que este les prestara una casa.

Al poco tiempo, “El Sol de México” comenzó a tener éxito en nuestro país y poco a poco sus casas dejarían de ser humildes hasta convertirse en el dueño de muchas lujosas propiedades.

PAL

Ver nota original