24 HORAS EL DIARIO SIN LÍMITES PUEBLA

jueves 4 de marzo 2021 , 12:26 am

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

LFA 2021, sentimientos encontrados

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

El Comisionado de la Liga de Futbol Americano Profesional de México (LFA), Alejandro Jaimes, brindó una Conferencia de prensa a distancia donde explicó los pormenores rumbo a la temporada 2021 y dejo muchas dudas con pocas respuestas en un panorama complicado para el deporte de las tacleadas en nuestro país.

La Temporada 2021 de la LFA arrancará el 5 y 6 de junio, por lo que los equipos tendrán que reportar a los campos de netrenamiento en el mes de abril con el afán de llegar lo mejor preparados posible al inició de la campaña; los meses de junio y julio servirán para jugar la fase regular que constará de 6 partidos (No quieren arriesgar con una temporada más larga) y en agosto se disputarán los playoffs con finales divisionales y el Tazón México V que por el momento no cuenta con una sede para jugarse (Pequeño detalle, cuando en otras temporadas se tenía asegurado el lugar para el evento ).

Serán 8 equipos participantes, aunque dos franquicias quedarán congeladas durante esta campaña, los Artilleros del 5 de Mayo y los Pioneros de Querétaro no jugarán la Temporada 2021, las razones son distintas, mientras en Querétaro las complicaciones son administrativas y tienen que ver con estatutos del reglamento de la liga; para los Artilleros, la falta de garantías sanitarias para los involucrados en el juego y la complicada situación financiera son los principales motivos para dejar en “Stand By” el proyecto y esperar al 2022.

La LFA no quiere perder el mercado ganado en estás ciudades y los Mayas con el empresario Marco montes regresarán en 2021 para jugar en Puebla, algo que da gusto porque en la Ciudad de México ganaron los dos primeros títulos en la historia de la liga y no se entendía su momentánea desaparición en 2020, pero por qué sacarlos de la sede donde sembraron varios aficionados, por qué desarraigar a un equipo que estaba generando conexión con la gente.

Entiendo que quieren dar cabida a todos los jugadores firmados por Artilleros y la mejor idea es no sacarlos de Puebla y que jueguen este año con los Mayas, o el hecho de respetar algunos contratos que se habían firmado con la Familia Vera que esta en plena disposición de seguir colaborando con la liga; pero este manoseo de equipos y aficiones puede ser muy peligroso, pues aunque presumen de respeto a los aficionados, me parece de mal gusto decirles que no juegan este año los Artilleros y les mando a los Mayas, ahora tendrán que irle al Imperio Azul, quienes por cierto todavía no tienen sede para jugar en la campaña 2021.

Todos de una u otra manera hemos sido víctimas de la “Pandemia” y el deporte nos es la excepción, el deporte profesional en el mundo reporta perdidas millonarias, los Juegos Olímpicos se recorrieron para este 2021, seguimos esperando fechas y condiciones para la Eurocopa de futbol, nadie escapó a los estragos deportivos y financieros por la contingencia sanitaria.

Desgraciadamente esta Pandemia ha desnudado al deporte profesional en México, el futbol goza de la posibilidad de ser sustentable a pesar de no contar con entradas a los estadios; el interés de la audiencia, los patrocinadores y las transmisiones por los medios de comunicación mantienen a flote a la empresa, pero el béisbol en la LMB no pudo jugar su temporada en 2020 y sigue a la espera del desarrollo de la contingencia para jugar su temporada a partir de mayo, la Liga del Pacífico se aferró a jugar su temporada, pero con la presencia de aficionados e incluso tuvimos la Serie del Caribe en Mazatlán.

El Futbol Americano fue el primero en sufrir los estragos al cancelar la temporada 2020; la pregunta en este momento es: existen mejores condiciones para jugar la temporada en este momento,  se podrá realizar la campaña 2021 sin contratiempos, sin riesgos sanitarios para los jugadores, cuando cada uno de los equipos se hará cargo del manejo de las pruebas para la detección de la COVID-19, un duro gasto para los empresarios involucrados en este deportes con plantillas de por lo menos 45 elementos, quienes deben desempeñar otras actividades laborales porque ninguno vive de lo que gana en esta empresa, habrá garantías para los franquiciatarios que apuestan capital familiar por el amor a este deporte; me parece que no, entonces cuál es la necesidad de jugar este año.

Los aficionados al Futbol Americano estamos enamorados de este deporte y apoyamos los proyectos y los esfuerzos porque se establezca una liga profesional; pero creo que también podemos entender que todavía no estamos listos para que este deporte se pueda jugar sin arriesgar dinero y en este caso pareciera que la liga es la que no quiere perder todos los contratos que ha gestionado; por lo que pondrá en riesgo su producto, porque el espectáculo se verá afectado al jugar una temporada en estás condiciones que se plantean.

Sin demeritar esfuerzos que se han dado en distintas regiones del país por crear una liga profesional o por lo menos Master; el Futbol Americano a nivel Universitario ha sido por mucho tiempo la máxima vitrina de este deporte en México y la ONEFA con sus altibajos ha sido la organización que más tiempo lo ha administrado, el surgimiento de la liga de CONADEIP como alternativa por el divorcio del Sistema Tec y la salida de los Aztecas de la UDLAP ha dado continuidad al trabajo de éstas instituciones educativas y demuestra lo complicado que es dirigir el FBA en nuestro país.

Para 2016 muchos nos ilusionamos con el surgimiento de la Liga de Futbol Americano Profesional de México (LFA); ocupando el modelo e la NFL, las mentes detrás del proyecto buscaban crear una liga en paridad de condiciones para las franquicias, por ello comenzaron con cuatro equipos y los Mayas fueron los primeros campeones del circuito al vencer 29-13 a los Raptors en el Tazón México I que se jugó el 10 de abril de 2016 en el Estadio Jesús Martínez Palillo.

Recuerdo que rumbo a la segunda temporada y al ver la respuesta de la afición en la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhiuca se le cuestionó a los encargados de la liga de la posible expansión del proyecto y comentaron que no era un proceso sencillo, pero estaban trabajando para poder establecer la LFA y el futbol Americano en distintos estados de la República, teniendo en como primeros puntos a Monterrey y Saltillo, pero buscaban seriedad para no jugar con los aficionados y sobre todo respetar el espíritu de la liga.

Las franquicias de Fundidores de Monterrey y los Dinos de Saltillo aparecieron en la temporada 2017 para complementar a los cuatro equipos (Mayas, Raptors, Condors y Eagles) que dieron origen al circuito en la Ciudad de México; aprovechando el sistema de competencia los Dinos se metieron al Tazón México II y cayeron 18-24 ante Mayas que lograron su segundo título para encumbrarse en la LFA.

Todo parecía ir viento en popa para el crecimiento de la Liga, aunque en el 2018 se dio el primer negrito en el arroz; la franquicia que inició con el nombre de Eagles cambió su mote para denominarse Mexicas, el conjunto dirigido por el entrenador Rafael Duk, aquel que hizo campeones a los Borregos Salvajes del Tec Estado de México en la ONEFA, logró llevar a la nueva franquicia al Tazón México III y además se llevo la victoria al vencer 17-0 a los Raptors, que perdieron su segunda final.

“Peccata minuta”, la nueva franquicia logró el título y se perdonaba el manoseo de nombres, sobre todo por el tema de la identidad de los equipos con las aficiones que tratan de construir.

Para el 2019 se dio una nueva expansión en la liga y llegaron los Artilleros del 5 de Mayo, además de los Osos de Toluca, la franquicia poblana llegó motivada a la liga con un semillero importante en las universidades poblanas que practican este deporte, exjugadores de los Aztecas de la UDLAP, Borregos Puebla y los Lobos de la BUAP fueron la base para conjuntar un equipo uy competitivo que llegó a plantar cara a los equipos que ya se habían establecido temporadas atrás.

Los Artilleros tuvieron temporada ganadora de 5-3, pero se quedaron fuera de la postemporada tras caer precisamente ante los Mayas por 25-20 en la última semana de temporada regular; los Mayas jugaron la final de División  y perdieron 18-13 ante los Condors que a la postre levantaron el campeonato del Tazón México IV al superar 20-16 a los Raptors que volvieron a perder una final en el circuito.

La Familia Vera quedó con una espinita clavada al no lograr la calificación a la postemporada en la primera campaña de los Artilleros en la LFA, con renovados bríos regresaron para el 2020 con una buena selección de jugadores en el Draft y la base del equipo competitivo del 2019 buscarían su primera temporada con playoffs en el Estadio Olímpico Universitario de la BUAP, un nuevo socio se sumaba a la aventura de la temporada.

Tristemente llegó la “Pandemia”, la temporada 2020 quedo varada y curiosamente el último juego que se disputo fue el duelo entre los Artilleros del 5 de Mayo y los Pioneros de Querétaro en el Universitario de la BUAP con triunfo para el conjunto poblano por 24-19 el 14 de marzo, ambas franquicias no se presentarán a la Temporada 2021.

Como aficionados a este deporte solo pedimos a la LFA más respeto por los actores y la afición; todos queremos ver futbol americano, pero lo queremos bien organizado; no tiren a la basura los años ganados con la liga, las estructuras y cimientos puestos desde 2016, creo que con estas decisiones tienen mucho que perder y poco que ganar.

 

El Blog de Puebla Deportes por José Manuel Gómez

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

NOTAS RELACIONADAS