24 HORAS EL DIARIO SIN LÍMITES PUEBLA

domingo 16 de mayo 2021 , 1:44 am

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Mercado de ilusiones en la NFL

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

Hoy comienza la danza del Draft de la NFL; la generación del 2021 que se prepara para engrosar las filas de los 32 equipos de la liga, en un evento que ha cobrado mucha relevancia en los últimos años, pues ha sido convertido en una gran fiesta donde se venden ilusiones y grandes expectativas para jugadores exitosos en su etapa colegial en NCAA, pero que no necesariamente tienen el camino pavimentado en la etapa profesional.

Esta Generación del 2021 trae consigo una buena cantidad de mariscales de campo que serán tomados en la primera ronda, se especula en que cinco pasadores serán tomados entre las primeras 10 selecciones con la idea de reforzar esa posición clave en la liga y que a varios equipos les a causado varios dolores de cabeza en las últimas campañas.

A menos que exista un cambio de planes de último minuto; se presume que Trevor Lawrence de Clemson llegaría a los Jaguares de Jacksonville como primera selección global, Zach Wilson de Brigham Young se convertiría en jugador de los Jets de Nueva York como segunda opción, Mac Jones de Alabama tuvo impacto en los reclutadores de los 49ers de San Francisco que lo tomarían en el tercer puesto, Trey Lance de Dakota del Norte sería tomado por los Leones de Detroit y Justin Fields de Ohio State jugaría con los Broncos de Denver.

Trevor Lawrence, el QB de la Universidad de Clemson tiene puestos los reflectores porque será la primera selección del Draft y será elegido por los Jaguares de Jacksonville que terminaron con la peor marca de la campaña pasada con 1 ganado y 15 perdidos; pues es una tradición que los equipos con los peores registros son los que reciben la primera oportunidad de elegir talento a menos que negocien su puesto con alguno de los otros conjuntos.

Lawrence abrió 36 partidos para los Tigres de Clemson y tuvo marca de 34-2 en tres años como jugador de la NCAA, logró el Campeonato Nacional en 2018 y fue nombrado el Jugador Más Valioso del encuentro donde los Tigres vencieron 44-16 a la Marea Carmesí de Alabama el 7 de enero de 2019 en el Levi’s Stadium de Santa Clara, California y desde ese momento la NFL puso sus ojos en él.

Trevor tuvo temporadas donde superó las 3 mil yardas por aire acumulando 10 mil 098, con 90 TD, 17 INT y un 66.6 % en el promedio de pases completos; es un QB que se mueve muy bien detrás de la bolsa de protección y tiene la habilidad de correr en jugadas de elección, pues acumuló 943 yardas en tres campañas con un promedio de 4.1 por acarreo y 18 anotaciones.

El joven pasador de 21 años nacido en Knoxville, Tennessee; es el principal prospecto de la generación de mariscales de campo de 2021 y sobrepasa las expectativas que se han tenido sobre jugadores en la misma posición en años anteriores, algunos afirman que no se veía a un joven con tanto talento desde Andrew Luck, quien fue tomado por los Potros de Indianapolis en 2012 y que tuvo muy mala suerte con las lesiones.

Es la posición más vistosa y fundamental en el desarrollo de las franquicias, una posición clave para construir un equipo con posibilidades de jugar la postemporada y aspirar a un campeonato en la NFL; los conjuntos desearían que con el simple hecho de elegirlos ya cambie de manera automática el panorama de las franquicias, pero esto no es así, los buenos pasadores de la NFL no se dan en maceta y el hecho de ser tomado en primera ronda no garantiza que tengan impacto inmediato.

Según estadísticas presentadas por especialistas para ESPN Digital, fueron 45 mariscales de campo tomados en las primeras selecciones desde del 2000 al 2016 y solo 19 lograron un segundo contrato con el equipo que los eligió, es decir menos del 50%; entre los más destacados Aaron Rodgers, Eli Manning, Ben Roethlisberger y Joe Flacco que lograron títulos de Super Bowl, además de Matt Ryan y Cam Newton que por lo menos fueron elegidos MVP de la liga, aunque han bajado su rendimiento en las últimas campañas y en el caso de Newton jugó un Super Bowl con las Panteras de Carolina.

Si seguimos sumando datos y estadísticas rumbo a la fiesta de las primeras selecciones de esta noche en el Draft; el hecho de que los QB’s sean tomados como la primera selección global no les garantiza el éxito personal y colectivo en la liga; desde el 2001 al 2020 han sido elegidos 15 pasadores con el Pick número 1, solo Eli Manning tomado en el Draft de 2004 logró título de Super Bowl con los Gigantes de Nueva York, aunque llegó con los neoyorquinos en un cambio con los Cargadores de San Diego.

En la lista se encuentran personajes como Carson Palmer (2003), Alex Smith (2005), Matt Stafford (2009), Cam Newton (2011) y Andrew Luck (2012) que construyeron carreras aceptables y que permitieron a sus equipos ser competitivos, jugar postemporada y conseguir cierto éxito en algunas campañas.

Pero también se ubican personajes como Michael Vick (2001), David Carr (2002), JaMarcus Russell (2007), Sam Bradford (2010), Jameis Winston (20015) o Jared Goff (2016) que solo vendieron espejitos en la NFL, aunque Goff probó las mieles al disputar el Super Bowl LIII con los Carneros de Los Ángeles.

Habrá que esperar a las últimas tres selecciones de pasadores como Baker Mayfield (2018) que con los Browns de Cleveland ha encontrado regularidad, Kyler Murray (2019) quien ha mostrado buen nivel con los Cardenales de Arizona y Joe Burrow (2020) que tuvo una dura lesión de ligamentos en la rodilla izquierda la temporada anterior con los Bengalies de Cincinnati.

De está lista de QB’s tomados como primera selección global en el Draft de la NFL, el más destacado en los últimos años es Payton Manning, quien fue elegido en 1998 por los Potros de Indianapolis y fueron reconstruyendo su franquicia alrededor del exitoso pasador que conquistó el título del Super Bowl en la campaña de 2006, cuando los Colts superaron 29-17 a los Osos de Chicago.

La culpa del éxito o no de los Mariscales de Campo que saltan de la NCAA a la NFL no depende exclusivamente del talento de los jugadores; pues efectivamente influye que algunos pasadores tienen más talento que otros, pero lo más importante podría estar en la capacidad de los entrenadores que forman parte de la franquicia a la que van a llegar, el estilo de juego o plan de jugadas establecidas por los equipos y sobre todo el talento alrededor de los QB’s que generalmente caen en el seno de franquicias que están en reconstrucción o intentan salir de la mediocridad.

La generación de QB’s de 2021 nos dará la oportunidad de seguir a tres pasadores que caerán en equipos en distintas circunstancias; Trevor Lawrence que ira a la eterna reconstrucción de los Jaguares de Jacksonville que solo presumen la Temporada de 2017 con récord ganador en los últimos 10 años, los Jets de Nueva York que ya tienen la experiencia de echar a perder una primera selección con Sam Darnold y este año lo volverán a intentar con Zack Wilson, mientras que un equipo estable y con mucho talento en sus filas como los 49ers de San Francisco tomarán a Mac Jones, aún con la presencia de Jimmy Garoppolo en el roster.

Está será una buena oportunidad para medir las condiciones y el talento de estos jóvenes que serán reclutados en el Draft del 2021 con equipos en distintas circunstancias, ya el tiempo nos dirá quién podría ser recordado como gran estrella de la NFL.

 

@jomanuelgh

El Blog de Puebla Deportes por José Manuel Gómez 

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

NOTAS RELACIONADAS