24 HORAS EL DIARIO SIN LÍMITES PUEBLA

martes 28 de septiembre 2021 , 12:00 am

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Mensajes incongruentes

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

Un equipo que no encuentra el camino de los buenos resultados, ni su identidad, una afición que añora a los cuatros que se fueron, ya que hasta la ausencia de Maximiliano Perg se ha extrañado a tal grado que el técnico decidió improvisar a Diego de Buen como tercer central ante la baja de juego de Israel Reyes, un estratega que parece encartado entre futbolistas a los que les tiene mucha confianza y muchos otros que no gozan de ella y, que por lo tanto, pese al déficit de talento siguen sin contar para él y una realidad numérica que muestra al Puebla de la Franja en el décimo cuarto lugar de la tabla con siete puntos, con una sola victoria en ocho juegos, arriba de Querétaro (que ya ganó), de Tijuana, Pumas y Juárez y a dos puntos de la línea de calificación que marca Mazatlán, mientras que en la tabla de cocientes ocupa la décimo primera posición con ocho puntos de colchón con respecto al antepenúltimo lugar que es el Atlas y de 19 sobre el último que es Juárez.

El viernes, el Puebla de la Franja empató a dos ante San Luis en el Estadio Cuauhtémoc que volvió a mostrar una floja entrada https://www.youtube.com/watch?v=mzYgA2LzaWc; fue un partido de baja calidad, maquillado por los cuatro goles, fue un partido engañoso por la forma en la que se dio: San Luis inició con fuerza pero el cuadro local poco a poco le quitó la pelota aunque fue incapaz de generar peligro en el marco de Marcelo Barovero, el Puebla se diluía ante las malas decisiones de sus jugadores, en controles poco aseados como el de Daniel Álvarez que frenó una descolgada que había iniciado Maxi Araújo y que parecía prometedora y al cierre de ese soporífero primer lapso un error en la marcación permitió que Germán Berterame abriera el marcador para los visitantes. La segunda parte vio a un San Luis que parecía controlar el juego cuando una descolgada de Araújo (el único que lo intenta para bien o para mal del propio Puebla) terminó con Gustavo Ferrareis cayendo en el área y la marcación del penal que ejecutó George Corral de muy buena manera para empatar el juego y más tarde el recién entrado Amaury Escoto aprovechó un gran servicio del propio Corral para adelantar a los locales, pero cuando ya se cantaba la victoria un garrafal error de Araújo significó un penal en contra y el empate que no le sirve a los Camoteros.

La lectura del juego no debe basarse en el resultado, el Puebla ha perdido sus señas de identidad en un proceso que no se debe a la baja de jugadores ya que ocurrió desde el cierre del torneo pasado: El Puebla no anotaba más de un gol en un partido desde el 17 de abril pasado cuando goleó 1-4 al San Luis en tierras potosinas y en el cierre de la fase regular así como en la liguilla sí estaban los Perg, Reyes, Fernández y Ormeño. Hoy el Puebla luce perdido y su técnico lanza mensajes contradictorios y en dobles discursos como en una  entrevista en Sudamérica donde se mostró molesto por las bajas https://www.youtube.com/watch?v=r_hwF-txoX0, pero aquí en México hasta caído en la falta de autocrítica: “Llevamos ocho partidos y ningún rival nos ha sometido, más allá de que seguimos ajustando y buscando para lograr mejores resultados”, dijo el viernes tras el juego.

Esos ajustes, que algunos le justifican, han llevado a que Ferrareis quien llegó a México como delantero ahora tenga más minutos como carrilero por derecha, que De Buen juegue como tercer central, que Corral trabaje en el mediocampo y aunque los dos últimos ofrecieron un buen juego, tampoco otorgan la seguridad que necesita el equipo que luce partido durante muchos minutos y sólo tiene el desparpajo de un Maxi Araújo que ofrece destellos importantes para después cometer errores como el del viernes. Este Puebla está muy amarrado, la única rebeldía es la de Araújo, Tabó deambula en la cancha pero parece intocable para el técnico; Martínez pelea tanto como Aristeguieta pero tampoco preocupa a las defensas contrarias. Algunos creen que todos estos movimientos se deben a que Larcamón está buscando la forma de hacer funcionar a esta plantilla que indudablemente perdió calidad con las bajas ya comentadas.

Muchas veces se nos olvida que el futbol es un deporte colectivo donde las responsabilidades son compartidas, claro que esas bajas se resienten y la directiva no ajustó en el mercado porque a diferencia de otras ocasiones ahora ninguno de los refuerzos ha sido de impacto, pero también hay responsabilidad del técnico y de los jugadores: Esta campaña han existido errores puntuales de titulares confiables que han evitado algún resultado como el del viernes y en el caso de Larcamón tantos cambios parecen haber confundido al equipo desde ese juego ante Tigres donde se ofreció en lo general un buen nivel y lejos de consolidar a ese once, el argentino hizo más movimientos hasta llegar al punto de tener a tres jugadores improvisados en posiciones que no dominan. Hoy más allá de los resultados que no llegan, el Puebla ha vuelto a caer en la incongruencia como institución.

El pasado 9 de diciembre de 2020 cuando Nicolás Larcamón fue presentado como técnico del equipo de la Franja una de las características que se resaltaron fue la de su estilo de juego agresivo. El boletín agregaba: “Con un buen equilibrio entre la experiencia y el aporte de los jugadores jóvenes que integran el plantel”; de la misma manera en las entrevistas como las que la semana pasada concedió el Director General del Club, Ricardo Zayas al equipo de SET Deportes se destaca el trabajo del área de fuerzas básicas que ha logrado colocar a dos jugadores en el Villarreal https://fb.watch/7-62Ttp_mY/, que tiene a varios llamados a las selecciones nacionales con límite de edad y que algunos de ellos ya tocan a las puertas del primer equipo como Ivo Vázquez y Ángel Robles, pero todo ese buen trabajo se queda trunco ya que Larcamón no acaba de darle continuidad a Vázquez (que ha cumplido cuando lo ha utilizado y hasta lo ha reconocido el timonel argentino), ni le da la confianza al delantero Robles quien se ha cansado de marcar goles en la sub 20, pero que ante las últimas convocatorias del primer equipo ni ha podido jugar con esa sub 20 ni ha tenido minutos en el máximo circuito y así no va a poder explotar. Larcamón llegó a México presumiendo de su apoyo a las fuerzas básicas y en Puebla eso no se ha notado porque si ahora que no encuentra respuestas pero tiene crédito por su gran campaña anterior y hasta hay cierta estabilidad en el cociente no se atreve a darle la alternativa a los jóvenes no lo hará en un futuro. El viernes había cinco canteranos en la banca: El guardameta, Martín Lagunes, Ivo Vázquez, Emilio Martínez, Alberto Herrera y Ángel Robles pero ninguno de ellos entró y Larcamón sólo hizo tres cambios de los cinco a los que tiene derecho: Escoto ingresó por Martínez, Maia por Tabó al 88 y antes Pablo Parra entró por Álvarez.

SET deportes sigue los torneos sub 20 y sub 18 por lo que sí se puede constatar el buen trabajo que se ha hecho en fuerzas básicas, sobre todo dotándolas de una mayor estabilidad, pero de nada sirve ese buen trabajo si los jóvenes que empiezan a surgir se encuentran con un tapón en el primer equipo porque el técnico no se atreve a ponerlos, ya que entonces ese buen trabajo no está consiguiendo su principal objetivo: Dotar de futbolistas al primer equipo y en términos de negocio, muy pocos se van a interesar en ellos si no se muestran en la vitrina de la Liga Mx como ya sucedió con Vladimir Loroña quien se fue bien vendido a Tijuana.

Otra incongruencia se genera cuando la directiva habla de que la afición es el elemento más importante, pero en varios partidos los jugadores la callan cuando anotan, esta campaña ya sucedió con Daniel Álvarez y el viernes con Amaury Escoto. La afición tiene derecho a externar su molestia con los resultados o con el nivel del equipo, por lo que aunque parezca un detalle menor este tipo de actitudes no abona a construir una mejor relación con una afición lastimada durante mucho tiempo y es ahí donde ocurre otros de los problemas que han regresado al Puebla: De nada sirve que la directiva hable de un mejor trabajo administrativo y hasta de la cercana posibilidad de tener, por fin, una ciudad deportiva propia si el equipo deja de comunicar en la cancha porque el problema de este Puebla de la Franja, además de la falta de resultados, es que ha dejado de comunicar: No es sólo la falta de victorias, es la desidia que ha regresado a algunos jugadores como Tabó, es la forma de callar a la afición de Escoto, es la falta de autocrítica de Larcamón.

Hay muchos temas que ajustar en el Puebla, detalles futbolísticos que competen al propio Larcamón, mensajes de estabilidad institucional que no están llegando debidamente a la afición y hasta una explicación interna que debería ofrecer el timonel argentino tras sus declaraciones en Sudamérica porque rompen por completo con sus dichos que ha vertido en México por lo que si bien Ricardo Zayas llegó a la institución cuando los movimientos de jugadores ya se habían realizado, ahora tiene mucho trabajo para recoger los vidrios rotos y reconstruir a partir de cimientos que sí existen y algunos de ellos se han comentado en estos espacios.

 

@abascal2

El Blog de Puebla Deportes por Antonio Abascal 

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

NOTAS RELACIONADAS