24 HORAS EL DIARIO SIN LÍMITES PUEBLA

domingo 17 de octubre 2021 , 11:53 pm

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

La última dinastía

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

Tras su agónico triunfo ante los Cardenales de San Luis en el juego de comodín de la Liga Nacional https://www.youtube.com/watch?v=HeccNQpElT8, a partir de esta noche los Dodgers de Los Ángeles buscarán el bicampeonato consecutivo en Serie Mundial, algo que no sucede desde el tricampeonato de los Yankees de Nueva York de 1998 a 2000 con lo que cerraron el Siglo XX. De hecho, en lo que llevamos del actual siglo XXI no se han registrado triunfos seguidos y los máximos ganadores del Clásico de Otoño a partir de 2001 son los Medias Rojas de Boston (que ayer perdieron 5-0 en el primer duelo de la Serie Divisional frente a las Rayas de Tampa Bay), con cuatro y en la Nacional, los Gigantes de San Francisco con tres; precisamente, los Gigantes serán los rivales de los Dodgers en una serie con mucha historia y odio entre las novenas desde que ambas jugaban en la zona de Nueva York.

Esos Yankees de Nueva York de finales del siglo XX dirigidos por Joe Torre además de ganar los tres campeonatos en fila para construir una dinastía, sólo perdieron un juego de Serie Mundial: En 98 barrieron a los Padres de San Diego, en 99 hicieron lo propio con los Bravos de Atlanta y en 2000 se impusieron cuatro juegos a uno a los Mets de Nueva York en la llamada “Serie del Subway”. De hecho entre 1996 y 2000, los Mulos de Manhattan sumaron 14 triunfos consecutivos en Serie Mundial hasta que en el tercero de la serie de 2000, celebrado el 24 de octubre en el Shea Stadium, los Mets se impusieron 4-2 con dos carreras en la octava entrada ante el cubano Orlando Hernández; sin embargo, los Yankees se repusieron para ganar los juegos cuatro, por pizarra de 3-2, y cinco por marcador de 4-2 con dos carreras en la novena entrada que cayeron por sencillos productores de Scott Brosius y Luis Sojo.

La racha de triunfos neoyorquinos en Serie Mundial inició en la de 1996 frente a los Bravos de Atlanta, los hombres de Joe Torre habían perdido los dos primeros en Yankee Stadium viéndose mal ya que en el primero fueron apaleados 12-1 en la gran noche del joven curazaleño Andruw Jones y en el segundo fueron blanqueados por Greg Maddux quien lanzó ocho entradas completas en las que admitió seis hits para que los campeones de la Nacional se llevaran el triunfo por pizarra de 4-0. La serie parecía lista para sentencia en el Parque del Condado de Fulton, casa de los Bravos, pero los Yankees se revelaron y el 22 de octubre con el juego en ventaja cerrada de 2-1, fabricaron un racimo de tres carreras en el octavo episodio donde destacó el cuadrangular de dos carreras de Bernie Williams para asegurar el partido; David Cone lanzó y cargó con la victoria para los mulos. A partir de ese momento, los Yankees no pararon de ganar: 8-6 en el cuarto viniendo de atrás para empatar en la octava y ganando en extra innings, 1-0 en el quinto con la joya de Andy Pettite y ya en ventaja en la Serie al regresar a Yankee Stadium, los locales no desaprovecharon la ocasión y ganaron el sexto 3-2 con pitcheo del veterano Jimmy Key y el cuarto salvamento para John Wetteland, quien recibió el nombramiento del Jugador Más Valioso de la Serie, así los “Bombarderos del Bronx” rompieron una racha de 18 años sin ganar el Clásico de Otoño https://www.youtube.com/watch?v=PLkfqv5eNCU.

El roster de esos Yankees tenía nombres como Wade “Come Pollos” Boggs en tercera base, Paul O´Neill, Bernie Williams, Joe Girardi, Jim Leyritz (quienes se alternaban la receptoría), Tino Martínez, así como un joven Derek Jeter en las paradas cortas, tenían veteranos ilustres como Charlie Hayes, Cecil Fielder, Darryl Strawberry, Tim Raines y Luis Sojo, mientras que en el pitcheo destacaban Cone, Pettite, el zurdo Jimmy Key y a relevistas cumplidores como Jeff Nelson, el australiano Graeme Lloyd, a un joven Mariano Rivera y al taponero John Wetteland.

Dos años después, en 1998, regresaron al Clásico de Otoño pero varios veteranos ya se habían ido. Scott Brosius reemplazó a Wade Boggs en la tercera base, Mariano Rivera ya era el cerrador y seguían hombres como O´Neill (quien ya había sido campeón de Serie Mundial en 1990 con los Rojos de Cincinnati), Bernie Williams, Derek Jeter y Tino Martínez, para cubrir la segunda estaba Chuck Knoblauch ya con experiencia ganadora en Clásico de Otoño con los Mellizos de Minnesota de 1991. En el pitcheo continuaban Cone, Pettite, Graeme Lloyd, Mike Stanton, un pitcher de gran calidad y muy polémico como David Wells se había sumado, al igual que el cubano Orlando “Duque” Hernández, mientras que Jorge Posada ya se había adueñado de la receptoría. Esos Yankees no dieron oportunidad a los Padres de San Diego del manager Bruce Bochy (quien años después alcanzaría la gloria con los Gigantes de San Francisco): 9-6 en el primer juego con cuadrangulares de Knoblauch y Martínez, 9-3 en el segundo con palos de vuelta entera de Bernie Williams y Jorge Posada, 5-4 en San Diego con tres carreras en la octava y dos cuadrangulares de Scott Brosius y 3-0 en el cuarto con pitcheo de Pettite. Scott Brosius recibió el nombramiento de Jugador Más Valioso https://www.youtube.com/watch?v=Wh14p9xw138.

Los Yankees refrendaron su campeonato en 1999 con una nueva barrida ahora sobre los Bravos de Atlanta, por lo que cabe remarcar que los Mulos de Manhattan sumaron ocho triunfos consecutivos ante los Bravos entre 1996 y 1999. Justo para ese año, los neoyorquinos se reforzaron con la llegada del veterano Roger Clemens quien venía de brillar con los Azulejos de Toronto tras su paso destacado por los Medias Rojas de Boston. Ante los Bravos ganaron los primeros dos en calidad de visitante: 4-1 con triunfo para Orlando Hernández y dos carreras impulsadas para Paul O´Neill, 7-2 con David Cone en la lomita y dos carreras impulsadas para Tino Martínez. En la gran manzana, los Yankees necesitaron de diez entradas para ganar el tercero por 6-5 con Mariano Rivera (quien obtuvo el nombramiento de Jugador Más Valioso) apuntándose la victoria y el 27 de octubre ganaron el cuarto por cuatro a uno con triunfo para Roger Clemens con pitcheo de cuatro hits en siete entradas y dos tercios, esa fue la primera Serie Mundial que ganó el “Cohete” de Dayton, Ohio, quien previamente había perdido la de 1986 con los Medias Rojas de Boston https://www.youtube.com/watch?v=aMq8GRPB4kQ.

La dinastía se completó con el tricampeonato de 2000 en el que se impusieron cuatro juegos a uno a los Mets de Nueva York. Pese a que fue una serie corta, 5 juegos, las pizarras resultaron muy cerradas: 4-3 a favor de los Yankees en doce entradas para abrir el compromiso con el batazo decisivo de José Vizcaíno para impulsar a Tino Martínez con la carrera de la victoria; 6-5 en otra jornada para Roger Clemens, la noche en la que se encaró con Mike Piazza, luego vino el triunfo de los Mets y las dramáticas victorias de los Yankees en los juegos 4 y 5 para completar el tricampeonato y colocar a Joe Torre como un manager legendario; Derek Jeter fue declarado el Jugador Más Valioso https://www.youtube.com/watch?v=MTGvVPPmsb4.

Esos Yankees se quedaron muy cerca del tetracampeonato al llegar a la Serie Mundial de 2001 justo cuando la ciudad de Nueva York vivía las emociones a flor de piel por el ataque a las Torres Gemelas https://www.youtube.com/watch?v=ieIFtjnBfJU. Los Diamonbacks de Arizona debutaban en un clásico de otoño con los monstruos del pitcheo, Curt Schilling y Randy Johnson, fue una serie que se fue a siete juegos y en la que sólo ganaron los locales: 9-1 Arizona con triunfo para Schilling, 4-0 ahora con exhibición de Johnson, en Nueva York, Clemens vino en auxilio de los Mulos de Manhattan para ganar 2-1 con pelota de tres imparables en siete entradas, luego victoria neoyorquina en 10 entradas por 4-3 en un juego que finalizó en los primeros minutos del 1 de noviembre (primer juego de Serie Mundial disputado en noviembre) con el cuadrangular de Derek Jeter sobre el relevista coreano Byung Hyun Kim. En el quinto, triunfo para Nueva York en doce entradas y con una nueva falla para Kim, pero en Arizona paliza de 15-2 a favor de los locales forzó el séptimo y decisivo juego que resultó un duelazo de pitcheo entre Roger Clemens y Curt Schilling, así como relevo de una entrada y un tercio de Randy Johnson. Los Yankees estaban a tres outs del tetracampeonato, pero Arizona le pegó a Mariano Rivera para empatar el juego y luego con un out, vino el podridito de Luis González que significó la única derrota para el panameño en postemporada y el triunfo para Arizona https://www.youtube.com/watch?v=p3Uq4ns-Giw.

A partir de ese momento, ya en el Siglo XXI, los Yankees sólo han jugado otras dos Series Mundiales: Perdieron la de 2003 ante los Marlins de Florida en seis juegos https://www.youtube.com/watch?v=Ri5AynHlPn4 y ya con la dirección de Joe Girardi ganaron la de 2009 en seis juegos a los Filis de Filadelfia y desde ahí no se asoman al Clásico de Otoño https://www.youtube.com/watch?v=6HHtjqRTA6g. Por su parte, los Dodgers inician hoy por la noche su dura serie divisional ante los Gigantes de San Francisco recordando a la última dinastía, la de los Yankees de Nueva York, para tratar de escribir una nueva.

 

@abascal2

El Blog de Puebla Deportes escribe Antonio Abascal 

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

NOTAS RELACIONADAS