A tan solo unos días de que concluya el gobierno de la alcaldesa Claudia Rivera, las calles del Centro Histórico lucen en pésimas condiciones, pues el tema de obra pública y particularmente, los baches, han sido parte de los reclamos de la ciudadanía.

En un recorrido que realizó 24 Horas Puebla, se pudo observar que la calle 2 sur, entre 3 y 5 oriente, se encuentra sin mantenimiento, debido a que se ubicaron baches que representa un inconveniente para los automovilistas.

Asimismo, usuarios reportaron registros sin tapa en la calle 2 norte y 20 oriente, lo que representa un peligro para los peatones.

Por si fuera poco, en la calle 10 poniente el adoquín continúa sobrepuesto, luego de que los comerciantes de la zona lo colocaran para facilitar el tránsito vehicular y de los peatones.

Esto, después de que el gobierno estatal clausuró las obras que el personal del ayuntamiento ya había comenzado en esta zona, pero que no contaban con los permisos correspondientes.

Sin embargo, cuando la Sedatu redujo los alcances del proyecto del Zócalo de Puebla, el gobierno municipal se rehusó a volver a colocar los adoquines, argumentando que era necesario que la autoridad estatal retirara los sellos de clausura.