Luego de que el 13 de octubre, las autoridades gubernamentales dieran a conocer que, debido a que se ha registrado una disminución en los contagios por Covid-19 y ante los avances en la vacunación, se reanudan las actividades económicas, comerciales, sociales, culturales y religiosas, con un aforo del 100%, la Arquidiócesis de Puebla llamó a los creyentes a mantener las medidas sanitarias y que los grupos vulnerables eviten acudir a templos y fiestas.

Señalaron en un comunicado que, aunque ciertamente, la “presencialidad” es fundamental para la Iglesia en lo que se refiere al culto divino, la celebración y recepción de los sacramentos, las obras de caridad y la vida de comunidad; para ello, la Arquidiócesis de Puebla da a conocer que en todos los templos se seguirán llevando a cabo las medidas necesarias para evitar que el número de contagios vuelva a elevarse, como el uso obligatorio de cubrebocas, toma de temperatura, aplicación de gel antibacterial, la conservación de la sana distancia y la desinfección constante de las instalaciones.

Dijeron que dichas medidas se guardarán de igual manera para otras actividades pastorales, o de culto, como fiestas patronales, peregrinaciones, procesiones o retiros.

“A todas las personas vulnerables o a quienes presenten algún síntoma, se les sigue invitando a participar del culto desde casa, siguiendo alguna de las diversas transmisiones de la santa misa”.

Pidieron recordar que la pandemia aún no ha terminado y todavía hay contagios y fallecimientos; por ello, nos corresponde crecer en una verdadera cultura de la responsabilidad, seguir cuidándonos y cuidar a los demás, con el compromiso de salvaguardar la vida y la salud de todos.