La aspirante reeleccionista a dirigente estatal del PAN, Genoveva Huerta, apapachó a Inés Saturnino, sobre quien pesan denuncias y señalamientos por conductas misóginas y machistas.

Al recién reincorporado panista lo reconoció como un “hombre que sabe ganar elecciones” y no por los reiterados señalamientos de ejercer violencia cuando ocupó el cargo de edil del municipio de Tecamachalco.

Presume Genoveva Huerta planilla con Inés Saturnino, acusado de violentar mujeres

La campaña de Huerta Villegas vive momento complicados luego de la huida de personajes del morenogalismo.

“Saltan” morenogalistas del barco de Genoveva Huerta