24 HORAS EL DIARIO SIN LÍMITES PUEBLA

lunes 6 de diciembre 2021 , 9:49 pm

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Maradona y su alargada sombra

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

Hace un año falleció Diego Armando Maradona bajo circunstancias que aún se investigan en Argentina con siete médicos en juicio acusados de homicidio simple por dolo eventual, es decir, que pensaron que el ex futbolista podía morir pero no hicieron algo para evitarlo. Los imputados son el neurocirujano Leopoldo Luque, la psicóloga  Agustina Cosachov, los enfermeros Ricardo Almirón y Dahiana Madrid, Mariano Perroni que era el jefe de los enfermeros y la coordinadora de Swiss Médica Nancy Forlini. A un año de la muerte del ídolo del futbol mundial su nombre sigue causando admiración y polémica prácticamente a partes iguales, (ahora hay una nueva denuncia por abuso sexual y violencia en contra de una menor cubana), pero hay una que lo colocó en un grado de leyenda y que convendría repasar: El campeonato mundial de México 86.

El 29 de junio de 1986, justamente una semana más tarde del Argentina vs Inglaterra que lo encumbró para siempre en el imaginario popular argentino, la albiceleste se coronó por segunda ocasión en su historia campeona del mundo al derrotar en un emocionante partido a Alemania Federal por tres goles a dos https://www.youtube.com/watch?v=7Pu4Lns8C5U, Maradona no anotó pero dio una asistencia de primera intención a Jorge Luis Burruchaga para que el mediocampista anotara el gol de la victoria cuando ya se saboreaban los tiempos extra en el Estadio Azteca. Maradona fue elevado a los cielos como Pelé lo había sido hacía 16 años en el mismo escenario. Ese día el técnico argentino, Carlos Salvador Bilardo alineó con Nery Pumpido en la portería, José Luis Cuciuffo (qepd), José Luis Brown (qepd), Oscar Ruggeri y Julio César Olarticoechea en la defensa; Sergio Batista, Ricardo Giusti, Héctor Enrique y Jorge Luis Burruchaga (Marcelo Trobbiani 90’) en mediocampo, Diego Armando Maradona (qepd) y Jorge Valdano en la delantera.

Indudablemente Maradona fue la gran figura de ese Mundial y su actuación global sin duda es una de las más brillantes de la historia de este torneo, el “10” anotó cinco goles incluyendo el más hermoso que se ha visto en los Mundiales ante Inglaterra https://www.youtube.com/watch?v=9AQrLxWnXWs&t=28s, pero su gol a Italia en Puebla https://www.youtube.com/watch?v=vDzVLDeuvSQ y los dos a Bélgica en la semifinal fueron de bella manufactura https://www.youtube.com/watch?v=vDzVLDeuvSQ, su otro gol a los ingleses se sigue comentando y discutiendo con el portentoso sobrenombre de “la mano de Dios”, su liderazgo está fuera de discusión porque en cada momento complicado durante los juegos y en los instantes previos sólo se escuchaba al que en ese año ya también era la gran referencia del Nápoles italiano, un equipo chico que creció tanto que ganó dos scudettos en tiempos del Milán de Sacchi y los holandeses, de la Juventus de Platini y del Inter de los alemanes https://www.youtube.com/watch?v=vDzVLDeuvSQ. Incluso es cierto que en la rica historia de los mundiales no ha existido una actuación individual tan completa como la que ofreció Maradona en México.

Sin embargo, la alargada sombra de Maradona ha generado confusiones que se repiten y que no son justas con quienes también ganaron la Copa del Mundo. Muchas frases hacen alusión a la misma idea: “si Maradona hubiera sido belga, Bélgica hubiera ganado la Copa del Mundo, si hubiera sido español, España la habría ganado”, pero Maradona fue un argentino orgulloso que, contrariamente a lo que dicta la leyenda, estaba rodeado de buenos jugadores y de un técnico que cuidó exageradamente todos los detalles y dotó al equipo de un estilo de juego. Maradona en el pináculo de su carrera elevó a una plantilla en la que también había mucha calidad.

Nery Pumpido ya había sido parte de una selección en el mundial de España 82 donde había sido suplente de Ubaldo Matildo Fillol (campeón del mundo en Argentina 78), era el arquero de River Plate que justamente se había coronado campeón de Argentina en la liga de 85-86 y después de ganar la Copa del mundo, siguió con la Copa Libertadores al derrotar en la final al América de Cali dos goles por uno con los tantos de Funes y Alonso https://www.youtube.com/watch?v=vaoI-1iTXHI, ese River Plate dirigido por Héctor “Bambino” Veira en diciembre de 1986 también ganó la Copa Intercontinental al vencer 1-0 al Steaua de Bucarest (campeón de la Copa Europea de campeones al derrotar en penales al Barcelona en Sevilla) por 1-0 con el tanto de Antonio Alzamendi https://www.youtube.com/watch?v=wuxFQMJOcC0 y de pilón se llevó la Copa Interamericana (que jugaban el campeón de la Libertadores contra el de la Concacaf), al vencer al Alajuelense de Costa Rica. Es decir, Pumpido se acostumbró a ganar con y sin Maradona en la cancha.

Junto a Pumpido en ese River estaban el mediocampista Héctor Enrique (también titular en México 86) y el defensor Oscar Ruggeri, José Luis Cuciuffo ganó la Súper copa sudamericana en 1989 y la Recopa sudamericana en 1990 con Boca Juniors, José Luis Brown ya había ganado con Estudiantes de la Plata un campeonato del torneo metropolitano y otro del torneo nacional en el lapso de 1982 a 1983; Julio César Olarticoechea jugó 466 partidos en Primera División y es uno de los 30 futbolistas con más juegos disputados en ese circuito, vistió la playera de tres de los cinco clubes más grandes de su país, Boca, Racing y River  ganó un campeonato nacional con River Plate en 1981 y después fue campeón de la Súper copa sudamericana con Racing en 1988.  Sergio Batista ganó un campeonato nacional con Argentinos Juniors en 1984, una Copa Libertadores en 1985 con ese mismo equipo ganando la final al América de Cali https://www.youtube.com/watch?v=GAB6gu4z9Es y perdió la final de la Intercontinental el 8 de diciembre de 1985 en penales ante la Juventus de Michel Platini https://www.youtube.com/watch?v=8HU5pVMJ58s.

Ricardo Giusti fue campeón de Argentina en 1983 y de la Copa Libertadores de 1984 con el Independiente de Avellaneda; en la final del torneo sudamericano su equipo venció en la ida 1-0 al Gremio con tanto de Jorge Luis Burruchaga https://www.youtube.com/watch?v=anDz-w-QjUw, mientras que en la vuelta empataron a cero, el Independiente también ganó la Copa Intercontinental al derrotar el 9 de diciembre de 1984 1-0 al Liverpool con gol de José Percudani https://www.youtube.com/watch?v=8HVoq6rvhB4, cabe destacar que en el plantel del equipo de Avellaneda estaban los citados Giusti y Burruchaga, titulares en la escuadra de Bilardo que se coronó campeona del mundo en México 86, y Néstor Clausen, un defensor que no jugó la final ante Alemania pero que sí fue titular en el primer duelo de la fase de grupos ante Corea del Sur. Por su parte, Jorge Valdano ya había actuado en el mundial de España 82, había sido campeón del campeonato metropolitano de Argentina en 1974 con el Newell´s Old Boys, luego jugó para el Alavés y para el Zaragoza en España antes de fichar por el Real Madrid donde ganó dos ligas, dos copas de la UEFA (hoy Europa League) y una Copa de la Liga, al llegar al mundial mexicano ya ostentaba los campeonatos de la copa de la liga, una liga y una copa de la UEFA.

Esta larga lista demuestra que los jugadores argentinos que integraron el plantel de la selección que se coronó en México 86 tenían calidad, eran importantes en sus respectivos clubes y sabían ganar; es decir, lejos de lo que se ha quedado en los últimos años donde parece que Maradona ganó sólo la Copa del Mundo, era un equipo experimentado, que sabía a lo que jugaba, cuyos futbolistas atesoraban muchas virtudes que pusieron a disposición de Carlos Salvador Bilardo que, por su parte, entendió que si lograba hacer un equipo con estos escuderos, Maradona (en su mejor momento) podía potenciarlos. De tal forma, que esa Argentina no estaba exenta de talento más allá de Maradona, pero el “Pelusa” fue el artista que esculpió la obra más querida por el pueblo argentino no sólo con el campeonato del mundo sino con la victoria ante Inglaterra tras la Guerra de las Malvinas anotando el “gol del siglo”, porque él mismo representaba a las clases populares.

 

@abascal2

El Blog de Puebla Deportes por Antonio Abascal 

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

NOTAS RELACIONADAS