Melitón Lozano y la guadaña

Será el sereno, pero el titular de Educación, Melitón Lozano Pérez, es el único funcionario del gobierno de la #4T en sacudirse herencias de otros gobiernos, como el que corrió de 2011 a 2017.

El más reciente fue el exsecretario general del SNTE 51, Cirilo Salas, a quien anunciaron que causó baja de su plaza magisterial por falta de probidad.

Se trata del segundo elemento en morder el polvo, porque todo mundo recuerda el caso de Darío Carmona García, que fue titular de la SEP en el gobierno de Mario Marín, pero no dudó mudar a quien había sido verdugo del exmandatario priísta.

¿Será?

 

Del amor al odio, un paso

Quién iba a decir que la cortesía política duraría un suspiro entre el titular de la Auditoría Superior del Estado, Francisco Romero Serrano, y el exlíder del Congreso, Gabriel Biestro Medinilla.

Todo porque un legislador de ese mimo partido, como Roberto Solís, acusó tortuguismo en la ASE.

Romero Serrano, que apenas salía de un escándalo mediático, se volvió a meter al callejón de las cachetadas y acusó a su exaliado de haber dejado pasar sanciones contra exfuncionarios.

De que se llevan fuerte, no cabe ninguna duda.

¿Será?

 

Lorena, gobernadora empeñosa

La mandataria de Tlaxcala, Lorena Cuéllar, informó que de acuerdo con la más reciente prueba PCR aún se mantiene positiva a Covid-19, como ella misma detalló hace unos días.

De buen ánimo, la gobernadora tlaxcalteca dijo tener esperanza de que el próximo test, a realizarse a más tardar el miércoles, puede tener resultado negativo.

Lo cierto es que en el video que subió a sus redes sociales se le aprecia buen estado de ánimo y físico. Que así sea.

¿Será?

 

El aparato de Estado vs Barbosa

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, habló de la red de negocios que prevaleció entre grupos de interés (mafias) y la clase política en diversos ámbitos, particularmente con el manejo de anuncios espectaculares.

De paso recordó cuando en 2018, como candidato, fue atacado por medios y empresas de anuncios de gran tamaño, a lo que calificó como “operación de Estado”.

¿Será?