Colectivas feministas marcharon la tarde del sábado desde la Fiscalía General del Estado hacia el Zócalo de Puebla, para exigir justicia por feminicidios, casos de violencia de género y ciberacoso.

El grupo Mujeres Unidas Puebla, junto con La Voz de los Desaparecidos protestaron también contra las desapariciones forzadas que ocurren en el estado.

Durante su marcha, el contingente de más de 100 mujeres, hombres y niños, recordaron a víctimas como Liliana Lozada, María Isabel o Ana Karen Martínez.

Asimismo, se pronunciaron en contra de casos como el del bebé Tadeo, quien apareció muerto el 10 de enero en el penal de San Miguel tras ser exhumado de un panteón de Iztapalapa, en la Ciudad de México.

“Las morras tienen frío de andar caminando solas”, “alzo mi voz por aquellas que silenciaron”, “y por la seguridad de mi madre, mi novia y mis amigas” y “somos el grito de las que ya no tienen voz”, fueron algunas frases escritas en cartulinas con las que caminaron por el Centro Histórico.

En la Fiscalía colocaron carteles con consignas como “ni perdón ni permiso” y “alerta, nos están asesinando”, además escribieron en la banqueta “ni una más”.