La memoria olvidada

Se cumplieron 28 años del atentado que costó la vida al candidato a la presidencia de México en 1994, Luis Donaldo Colosio Murrieta, en Lomas Taurinas en Tijuana. Con el se fue el último reformador de ese partido cuya presencia en la escena ahora es casi testimonial.

Por eso no sorprende que haya habido tantos vacíos en el homenaje póstumo que organizó el dirigente priista en Puebla, Néstor Camarillo.

Ex líderes de ese partido como Javier Casique, Valentín Meneses; ex candidatos como Javier López Zavala, Enrique Doger o Enrique Agüera. De quienes se decían colosistas y ni están en la nómina del PRI.

¿Será?

 

No me ayudes compadre

El dirigente del Partido de la Revolución Democrática, Carlos Martínez Amador se subió a tren (pero no maya) de la descalificación al gobierno de la 4T y exigió detener agresiones a periodistas.

No está mal que haya levantado la voz en favor de reporteros y activistas. Ojalá esa misma voz se hubiera hecho escuchar cuando el régimen al que perteneció entre 2011 y 2017, cuando de verdad eran perseguidor los comunicadores que eran incómodos al llamado “morenovallismo”. Pero gracias, de todas formas.

¿Será?

 

Los abuso y el olvido conveniente

Desde hace meses que el sistema de transporte público ha sido sometido a intensas revisiones para determinar cuántas unidades y qué líderes andan por el derrotero correcto y no con triquiñuleas.

Lo curioso del asunto es que mientas en el pasado hubo líderes rijosos como Arturo El Sapo Loyola González o Delfino Reyes Bocardo, de pronto se hayan desvanecido en el aire.

Algo que les hizo indigestión los tiene ausentes.

¿Será?

 

Los coyotes y su protesta sin protestantes

La protesta que realizaron este miércoles unos cuantos integrantes del Frente Agrarista Poblano, para presionar al gobierno del estado y federal, para que vuelva al “esquema de cuotas” con que se enriquecieron sus dirigentes, no reunió ni a 70 personas.

Aunque complicaron el tránsito en las calles aledañas a las sedes de la Sader y la SDR, la verdad es que estas organizaciones, como Familia Unida para el Desarrollo Social y Fusión Indígena Campesina Nacional, terminaron por exhibir nula fuerza y escasa militancia.

Un partidito llanero reúne a más asistentes.

¿Será?