Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Ponen en riesgo proceso contra exauditor

La ambición y presumible corrupción podría poner en riesgo el proceso penal que se sigue en contra de quien fue titular de la Auditoría Superior del Estado, Francisco José N., a quien originalmente se le había imputado el presumible delito de violencia familiar.

El salpicadero tras la aprehensión de este personaje no termina aún por la red que tejió con personajes a los que ya han sido exhibidos como parte de una trama para pedir moches y extorsionar ediles, y ya está en puerta una nueva vertiente del primer caso en el que un escrutador del dinero público es puesto a disposición del Ministerio Público.

Elementos de la Fiscalía Especializada en Recursos de Procedencia Ilícita realizaron dos cateos el pasado 28 de febrero en dos inmuebles propiedad del imputado, una en la empresa INGECORP, en la colonia San Manuel; y uno más, como ya se ha referido en otros espacios, en su domicilio particular en el exclusivo fraccionamiento de La Vista.

Fue en ese lugar que se logró asegurar un lote de relojes de alta gama, como Rolex, Cartier, Audemars Piguet, Longines, cuyo valor pudo haber rondado fácilmente el millón 500 mil pesos,  entre otras joyas de lujo.

También se pudo encontrar una decenas de vinos de mesa de alto valor económico y otras bebidas, como champagne francés Don Perignon, whisky escocés Macallan y coñac Remy Martin; bolsos Chanel, Gucci y Coach.

Nada de eso fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público; nada llegó a la Dirección de Bienes Asegurados de la FGE, relataron al autor de Parabólica fuentes bien informadas, dignas de crédito.

La defensa del imputado decidió interponer un recurso de amparo en el juzgado segundo (318/2022). Alegan cateos ilegales, lo que pone en riesgo la indagatoria en la que se había centrado la atención hasta antes de los procesos de revocación de mandato y otros temas en la agenda.

Bajo sospecha están dos mandos, un jefe de grupo, de nombre Miguel González; y un subalterno, el agente investigador Hugo Pérez, de quienes –se presume- podrían haber sustraído los bienes, que incluyen una caja fuerte.

Conducían una camioneta color gris con placas de circulación de Puebla SL-70-822. Ese vehículo fue visto por vecinos y personal de la empresa de seguridad privada en la caseta de vigilancia del fraccionamiento en la vía Atlixcáyotl.

Hay abundancia de datos, sin embargo en círculos ministeriales se presume la protección de un mando, del que aún no se conoce identidad precisa, en el interior de la dependencia que encabeza el fiscal Gilberto Higuera Bernal.

De lo que sí se tiene claridad, es del riesgo en que se pone el proceso penal de alto impacto por el perfil del imputado y la trama de manejo de recursos de procedencia ilícita y enriquecimiento, sobre todo después de la revelación del pase de charola que realizaron los cómplices del acusado que llegó a ese cargo a través del voto mayoritario de Morena en el Congreso del Estado, en el último tramo de 2019.

 

@FerMaldonadoMX

Parabolica.mx escribe Fernando Maldonado  

NOTAS RELACIONADAS