Everton

Un aficionado del Everton ayudó a refugiados de Ucrania y por ello el club inglés tuvo un noble gesto con él; aquí la historia.

El insólito suceso ocurrió este 29 de julio en el duelo amistoso entre el Everton y Dinamo de Kiev en el estadio Goodison Park, Inglaterra.

Para este compromiso asistió Paul Stratton, un expolicía y fiel aficionado del Everton, el cual ha realizado una labor digna de admiración.

Te podría interesar: ¡Otro veto deportivo! Jugadoras transgénero no podrán competir en rugby femenino en Inglaterra

Stratton se dio a la tarea (de manera voluntaria) de ayudar a los refugiados de Ucrania por la guerra que sostiene con Rusia.

Paul repartió suministros, víveres y cosas de primera necesidad para los refugiados. El hincha llenó su auto con todo lo necesario y lo trasladó hasta Polonia en donde hay un grupo concentrado.

Paul pasó cuatro días en Polonia con la misión de poder ayudar en todo lo que hiciera falta y al respecto fue entrevistado en su estadía:

“La valentía de estas mujeres con los niños, de hacerlos seguir adelante, de mantenerlos cálidos es para no creerse. Sin duda esto vivirá conmigo para siempre”, dijo Sratton.

Ahora su esfuerzo ha sido recompensado y Paul cobró un penalti en el estadio y portando el uniforme del equipo de sus amores, el Everton.

Te podría interesar: Drew Robinson, jugador de la MLB, que se disparó en la cabeza y hoy está de vuelta

En el estadio toda la afición lo ovacionó cuando cobró el tiro de penal, incluso Frank Lampard, técnico de los británicos, le dio unas palabras de motivación para cobrar el tiro.

Y sí, Sratton cobró el penal y anotó el gol, él festejó corriendo por la esquina de la cancha deslizándose de rodillas mientras los demás jugadores del club celebraron con él.

Ahora el nombre de Paul Sratton ha quedado incrustado en el marcador del estadio ya que anotó uno de los cuatro goles en la victoria del Everton contra el club ucraniano Dinamo de Kiev.

LEO

Ver nota original