BLOCKCHAIN

Los puristas del mundo de los videojuegos se muestran inquietos ante el interés de las grandes firmas del sector por la tecnología «blockchain«, uno de los pilares de las criptomonedas, que se han desplomado recientemente.

«Todo lo que se está haciendo en este momento en ese espacio es simplemente malo, por no decir terrible» dice el diseñador de videojuegos brasileño Mark Venturelli, quien fue invitado recientemente por el mayor festival de videojuegos de Brasil, en Sao Paulo, para hablar del futuro del multimillonario sector.

Este diseñador de juegos como Relic Hunters aprovechó para lanzar un duro alegato sobre la “blockchain”. La cadena de bloques es una tecnología que permite rastrear cualquier operación informática en torno a un producto digital desde su nacimiento. Cada vez que ese producto cambia de manos, la operación es inscrita en la cadena, que se supone que es irrompible, infalsificable y verificable en todo momento. Los creadores pueden registrar la propiedad de sus obras en la cadena mediante los denominados NFT, que son una especie de títulos de propiedad.

Según los defensores de la criptocultura, esta tecnología permite a los usuarios de videojuegos recuperar parte del dinero que invierten en su afición, con la creación y venta de avatares, por ejemplo.

Para los detractores como Venturelli es todo lo contrario: son los fabricantes los que pueden aumentar sus beneficios, aprovechándose de la falta de claridad legislativa en torno a esas nuevas tecnologías.

Los videojuegos representan un volumen de negocios anual de 300 mil millones de dólares en el mundo, según la consultoría Accenture.

Desplome del sector 

El desplome de las criptomonedas ha arrastrado a todos los sectores como el mercado del arte o del lujo, que se han volcado en la tecnología «blockchain» y en la emisión de NFT.

«En estos momentos, nadie está utilizando juegos basados en la cadena de bloques» explicó Mihai Vicol, de Newzoo, tras señalar que entre el 90% y 95% de los juegos basados en esa tecnología se han visto afectados por el crash de las criptomonedas.

Ubisoft, una de las grandes firmas del sector, intentó el año pasado crear un mercado de NFT basados en uno de sus videojuegos más importantes. Pero el anuncio provocó una oleada de críticas en foros, al punto que la empresa abandonó rápidamente la idea.

La compañía que creó Minecraft anunció el mes pasado que no utilizaría la tecnología, criticó «la mentalidad especulativa» que rodea los NFT y aseguró que su uso sería «incoherente con la satisfacción a largo plazo de nuestros jugadores».

Pero los promotores del universo cripto se muestran convencidos de su viabilidad. Sekip Can Gokalp, el creador de las empresas Infinite Arcade y Coda, que forman a los creadores de videjuegos que quieren utilizar la tecnología, afirmó que el cambio recién empieza.

Dijo que la tecnología de bloques «revolucionará» el sector de los juegos, mientras que firmas como Sega y Roblox han reconocido que exploran el uso de esa tecnología.

 

 

LEG

Ver nota original