Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Punto de no retorno

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

El Puebla de la Franja sigue mostrando su identidad en cualquier cancha en la que se para, sigue peleando a pesar de las constantes bajas por las lesiones, otra vez le hizo honor a la frase de su técnico de que “siempre hay una más” para encontrar un empate meritorio en Tijuana al alcanzar a los Xolos a tres tras ir perdiendo 3-1 en el minuto 84; los goles de Jozy Altidore (su primero con la Franja) y de Israel Reyes en ambos con participación del canterano Ivo Vázquez otorgaron un punto que valió ascender un puesto en la tabla de posiciones para colocarse en sexto lugar. Todos estos son atributos positivos aunque la mala racha se extendió a seis fechas sin ganar y a lo largo del juego el equipo camotero emitió signos contradictorios en los que alternó sus virtudes con fases de muchos desaciertos que ya se habían presentado anteriormente y que el cuerpo técnico no ha podido resolver https://www.youtube.com/watch?v=nU1slvMmDUc.

Sin embargo cuando se consigue un empate en la forma en que se logró en Tijuana el sentir es victorioso, todo lo contrario de lo que sucedió en Toluca cuando los Choriceros encontraron el empate con diez hombres. Este Puebla no acaba de cuajar más allá de que su técnico vea con optimismo y valore los puntos obtenidos en las canchas de Cruz Azul, Toluca y ahora Tijuana; no acaba de cuajar por errores continuados no sólo de partido a partido, sino algunos de temporada a temporada: La táctica fija que sigue siendo un dolor de cabeza porque Tijuana avisó una y otra vez por esa vía, la primera llegada peligrosa llegó así y luego en el mismo primer tiempo hubo un remate que pegó en el poste para pasearse por toda la línea obligando a Mancuello a despejar sobre la línea; lejos de componerse la situación parece que empeora ya que en algunas ocasiones Antony Silva tuvo que acelerar sus salidas para apresurar a los delanteros como aquella del segundo tiempo donde Montecinos se avivó para mandar el centro y tomó distraídos a los zagueros poblanos por lo que Silva salió a destiempo para incomodar a Alexis Canelo. En la previa, Nicolás Larcamón había explicado que la táctica fija se corrige con trabajo ya que es un factor que involucra situaciones colectivas, individuales y hasta anímicas pero en la noche del viernes su equipo se notó muy distraído, incluso más que en anteriores ocasiones, en este tipo de acciones y se salvó.

Otra situación que se repite de temporadas anteriores es la elección de la jugada por parte de Maxi Araújo que no acaba de dar el do de pecho; cierto es que colocado como carrilero por izquierda hizo relevos defensivos valiosos, pero también es cierto que tras intercambiar goles (prácticamente la respuesta del Puebla al gol local fue inmediata) de López por parte de Tijuana y de Ferrareis por los Camoteros, el jugador uruguayo perdió una pelota por el centro y en la salida poblana lo que significó que Montecinos se plantara solo en el área pero con la fortuna que el disparo del chileno se fue por arriba. Araújo perdió el balón por no identificar la zona en la que estaba, por querer hacer un recorte en lugar de jugar de seguridad, un problema que no ha sido capaz de resolver ya que no es la primera vez que sucede esto. Los problemas en la táctica fija y la incapacidad de Araújo para llegar al nivel que por sus condiciones puede alcanzar son muestras de estancamiento.

Hace unas semanas en este espacio habíamos señalado que este Puebla de Larcamón había llegado al punto de no retorno, esa identidad que tanto gusta le ha permitido competir, le ha permitido llegar a la liguilla hasta con holgura, incluso le permitió disputar una semifinal, el equipo de la Franja es un gran animador de un torneo que ofrece pocos destellos de calidad pero los juegos de los poblanos siempre son de los más emocionantes; sin embargo, para trascender se requiere corregir estos y otros detalles: Nuevamente Gastón Silva apareció en la foto del primer gol de Tijuana, superado en la marca y además esa jugada se generó tras un mal rechace del defensor uruguayo que llegó para ocupar la plaza del argentino, Juan Pablo Segovia quien fue un profesional que siempre defendió con prestancia la casaca poblana por lo que lo menos que hay que exigirle a Silva es que esté al mismo nivel de quien se fue y hasta el momento entre sus distracciones y sus constantes lesiones no ha podido llenar ese hueco, al igual que otros refuerzos que no han acabado de entender el sistema del equipo como Luis Arcadio García.

Las lesiones son otro factor a tomar en cuenta ya que la de Gastón Silva fue la segunda en el juego ya que en el calentamiento previo Omar Fernández sintió molestias y el cuerpo técnico prefirió no arriesgarlo para dar su lugar a Iván Moreno quien dio un buen partido ya que incluso se animó a disparos de media distancia que fueron peligrosos, además de que en una ocasión un buen pase suyo dejó sólo a Barragán en el primer tiempo pero el ex necaxista no supo resolver. No podemos perder de vista que este duelo en la frontera tuvo de todo por parte del Puebla: Desde buenos momentos donde dictó condiciones a desconexiones (que se vienen dando en todo el torneo) que los locales aprovecharon para establecer una diferencia en el marcador que parecía definitiva pero que no iba acorde con la situación del partido ya que cuando cayó el segundo gol de Lucas Rodríguez no se sentía mucho peligro por parte de los hombres de Ricardo Valiño, salvo en las acciones a balón parado, lo que dio pie a unos minutos en los que los locales se sintieron más cómodos y generaron la acción que se marcó como penal por una mano del canterano Emilio Martínez, quien en lo general, volvió a cumplir con una sobria actuación.

Claro que hay aspectos positivos además de la ya mencionada identidad. Nuevamente los cambios fueron factor para recomponer la situación, así como la presencia de Jozy Altidore quien se estrenó con la playera de la Franja y rompió su mala racha personal que arrastraba desde marzo en la MLS, sin olvidar que estuvo cerca del empate en una acción en la que el arquero Jonathan Orozco fue muy valiente y, de hecho, sacó un duro golpe; Altidore brinda la fuerza y la presencia de área que se perdió con la lesión de Aristeguieta pero debemos entender que el estadounidense requiere de acostumbrarse a su nuevo equipo, acabar de entender el sistema, acoplarse a la altura de la ciudad de Puebla, y que además llegó con la campaña iniciada por lo que el cuerpo técnico debe ser muy inteligente para incrustarlo sin que rompa las dinámicas al interior del grupo, por lo que en ese sentido parece que Larcamón está gestionando muy bien la puesta a punto de un delantero que ya demostró puede ser de mucha ayuda para el Puebla.

Altidore marcó a pase del canterano Ivo Vázquez, quien ingresó al minuto 82 por Maxi Araújo (que no acaba de cuajar), y de inmediato se hizo presente al aclarar la salida poblana con una buena finta en mediocampo para después lanzar a Altidore quien metió el cuerpo y arrastró al defensor para tocar por debajo de Orozco. Ese mismo Ivo Vázquez, ese al que algunos medios de comunicación y un sector de la afición había criticado duramente, apareció también en el meritorio gol del empate al peinar el centro de Mancuello lo que permitió la aparición en segundo poste de Israel Reyes quien superó la estirada de Orozco para decretar la igualada prácticamente en la última jugada del partido. Vázquez tuvo un pequeño premio a su intento por establecerse en el Puebla, por mantenerse trabajando para estar cerca de los llamados de Larcamón, ha mostrado fortaleza para recuperarse de los errores que sí ha cometido. De la misma manera hay que destacar la personalidad de Emilio Martínez quien ha respondido al cargarse como un tercer central a pesar de no ser su posición y ha hecho partidos muy serios a pesar del penal muy rigorista con el que fue castigado por una mano.

En ese sentido la buena actuación de Martínez y de Vázquez nos debe ayudar a valorar el trabajo de la cantera y muchos periodistas poblanos así como aficionados deberían escuchar las palabras del técnico del Villarreal de España, Unai Emery sobre el joven Baena, parte de la cantera grogueta (de la cual formaron parte hasta hace unos meses Emiliano García y Santiago Montiel hoy de regreso en la disciplina poblana), explicando que si bien apareció con dos goles en la presentación del submarino amarillo, forma parte de un proceso donde ha vivido momentos buenos y malos https://twitter.com/i/status/1558870232831336448; lo que dijo Emery es aplicable al Villarreal pero también al Puebla, es decir, afianzar a los canteranos en cualquier equipo es un proceso donde van alternar buenas actuaciones con dudas porque es parte de  su crecimiento, una jugada como el penal de Martínez o una mala decisión de Vázquez en Toluca no significan que sean jugadores limitados, al contrario ambos muestran condiciones para establecerse en el máximo circuito pero en México no hay paciencia para los canteranos ya que el público pretende que sean la solución y les exige mucho cuando a otros refuerzos extranjeros les encuentra miles de justificaciones.

Mañana se recibe al Necaxa que pese a que perdió ante Monterrey ocupa la quinta posición con doce puntos, uno por arriba del Puebla; Larcamón insiste en que en esta seguidilla de partidos sin ganar su equipo ha rescatado puntos de canchas muy duras lo cual será clave más adelante, pero para que eso se haga realidad es fundamental aprovechar la localía y derrotar a unos Rayos muy bien dirigidos por Jaime Lozano. Más allá de lesiones, el Puebla está obligado a corregir para alcanzar la trascendencia, hoy el dilema es muy claro: Las señas de estancamiento son cada vez más visibles, a pesar de que la llamada identidad Puebla sigue rescatando la buena imagen camotera; ahora para alcanzar esa trascendencia el cuerpo técnico debe apretar tuercas y evitar las distracciones cada vez más constantes. El dilema indica que si no se corrigen las fallas este equipo puede quedarse como ese animador que muchos valoran del torneo o ser un verdadero protagonista para lo cual hay que evitar las distracciones, aprender de las lecciones y aumentar la exigencia hacia algunos jugadores.

 

@abascal2

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

NOTAS RELACIONADAS