Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Los Browns y una misión casi imposible

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

Los Browns de Cleveland recibirán a los Acereros de Pittsburgh en el arranque de la semana tres de la NFL; el tercer jueves por la noche agenda un duelo clásico en la División Norte en la Conferencia Americana y ambos equipos llegan con marca de un ganado y un perdido tras sus primeros encuentros de la campaña, por lo cual una victoria será fundamental para dos escuadras que lucen en competencia para no terminar con el último puesto del sector.

Cleveland tiene la misión de mantenerse con vida en las primeros once partidos de la campaña y esperar el regreso de Deshaun Watson que está pronosticado para la semana 13, cuando los Browns visitarán curiosamente a los Texanos de Houston el domingo 4 de diciembre; el pasador de 27 años cumple un castigo por mal comportamiento impuesto por la liga tras estar involucrado en veinticinco demandas de acoso sexual y volverá al emparrillado para jugar ante su exequipo, esa franquicia que lo seleccionó en el Draft de 2017.

Los también mal llamados “Cafés” no pudieron repetir la exitosa campaña de 2020 cuando terminaron con marca de 11-5 y se metieron a la postemporada dando cuenta de los Acereros de Pittsburgh por 48-37 en la ronda de comodines para romper un ayuno de 26 años sin victoria en los playoffs https://www.youtube.com/watch?v=vnrytrYaK64&t=19s; posteriormente cayeron 22-17 ante los Jefes de Kansas City en el duelo divisional https://www.youtube.com/watch?v=c5CPyLlSWQ8&t=3s y se esperaba que 2021 fuera la confirmación para el equipo de Kevin Stefanski.

Sin embargo, el joven entrenador no encontró la manera de mantener el nivel de su equipo que repleto de talento se hundió con registro de 8-9 en el tercer puesto de la División Norte; da la impresión que las indisciplinas y la falta de control dentro del vestuario fueron factores para la debacle de una escuadra que contaba con Baker Mayfield, Odell Beckham Jr., Jarvis Landry o Austin Hooper, quienes en este momento ya no se encuentran en el roster para 2022.

En el recuento de los daños decidieron darle salida a Mayfield y apostar por Deshaun Watson a quien le pagaron un contrato de 230 millones de dólares por cinco años; parece mucho dinero por un pasador con mucho talento, pero víctima de su indisciplina se perdió la campaña anterior con los Texanos de Houston y este año podrá regresar ya avanzada la temporada con el deseo de poder ayudar a su equipo en busca de un boleto a los playoffs, pero para ello la organización de Cleveland se encomienda a Jacoby Brissett, con la esperanza de que los mantenga con vida.

Jacoby Jajuan Brissett fue tomado con la selección 91 en la tercera ronda del Draft de 2016 por los Patriotas de Nueva Inglaterra con quienes apenas sumó tres partidos, tuvo dos inicios con marca de 1-1 y fue liberado para firmar contrato con los Potros de Indianapolis donde se mantuvo de 2017 a 2020; en 2021 jugó once partidos con los Delfines de Miami, en cinco aperturas tuvo registro de 2-3, en total son 39 encuentros como titular con marca de 15-24 con 8 mil 118 yardas, 38 anotaciones, 18 intercepciones y un 60.4 % en el porcentaje de completos al empezar su séptima temporada en la NFL.

Stefanski entiende que no puede cargar la mano a un mariscal de campo que solo servirá como red de protección para la temporada; la fuerza de la ofensiva que tiene a su cargo el coordinador Alex Van Pelt se centra por el momento en el ataque terrestre donde Cleveland conserva un combo de jugadores estrellas, Nick Chubb (1,259 yardas)  viene de tres temporadas promediando arriba de las mil yardas y esta campaña ya suma 228 con tres anotaciones, fueron 141 en el triunfo ante las Panteras de Carolina. Kareem Hunt completa el dúo dinámico con 104 yardas y un touchdown, en total los Browns suman 401 yardas por tierra colocándose como la mejor ofensiva terrestre de la liga.

Por aire cuentan con armas como Amari Cooper (118 yardas y 1 touchdown), quien dejó a los Vaqueros de Dallas para apuntalar el cuerpo de receptores de los Browns que por el momento ocupan el vigésimo sexto puesto de la NFL con su ofensiva aérea con una producción de 359 yardas en dos juegos; Donovan Peoples-Jones (60 yardas) y el ala cerrada Harrison Bryant (63 yardas) completan las opciones por pase.

La defensa comandada por el coordinador Joe Woods ocupa momentáneamente el puesto 15 de la liga y curiosamente defiende mejor por tierra donde ha permitido 147 yardas en dos partidos ocupando el cuarto puesto, por aire son la número 25 con 516 yardas aceptadas; El ala Myles Garrett comanda la unidad con tres capturas y cinco tacleadas, el linebacker Jeremiah Owusu-Koramoah aporta once tacleadas en solitario y el safety John Johnson levanta la mano con nueve derribos.

Luce una agenda complicada para los Browns de Cleveland a la espera de la llegada de Watson; después de medirse a los Acereros tendrán en el camino cuatro juegos en casa Cargadores, Patriotas, Bengalíes y Bucaneros, además de cuatro visitas a los Halcones, Cuervos, Delfines y Bills.

¿Podrá el ataque terrestre ser la fuerza que los mantenga a flote durante la campaña hasta la llegada de Watson?; ¿cuál será el estado de forma de Deshaun cuando regrese al emparrillado?, ¿la defensa dará soporte a Kevin Stefanski para regresar a su equipo a la postemporada?, esas son las incógnitas que deberán responder los Browns durante la campaña de 2022 aunque no pinta para tener un final feliz.

@jomanuelgh

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print

NOTAS RELACIONADAS