Decenas de personas acudieron al panteón municipal este 2 de noviembre para recordar a sus difuntos en el Día de Muertos, por lo que llevaron las tradicionales flores de la temporada, cempasúchil y terciopelo.

Desde antes de las 08:00 horas en que abre el cementerio, los poblanos ya esperaban para ingresar. Muchos llevaban cubetas, palas y escobas para limpiar las tubas de sus abuelos, padres, hermanos o hijos.

La alta afluencia al panteón municipal se observó este miércoles 2 de noviembre, aunque el martes también recibió a muchos, pues 20 mil personas acudieron en el día de Todos Santos.

Las autoridades esperan un aproximado de 160 mil visitantes y 200 mil en conjunto con las juntas auxiliares.

En tanto, afuera los comerciantes ofrecen la flor de muerto, por lo que el ramo de cempasúchil se vende desde los 30 pesos y hasta los 120 pesos el rollo, mientras que los arreglos florales van de los 150 hasta 500 pesos.

También se pueden encontrar puestos de comida, donde los visitantes pueden encontrar tamales, cemitas, tacos y demás antojitos.

Recorren los vivos panteones y ofrendas en memoria de los muertos