dxt

“El sueño”, el nuevo balón de Qatar

La última fase del Mundial de Catar se disputará con un nuevo balón bautizado Al Hilm (“el sueño”), que está diseñado con matices de color burdeos que recuerdan a la bandera catarí, en sustitución al Al Rihla (“el viaje”), anunció ayer la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

“Al Hilm será el balón oficial de las semifinales, del partido por el tercer lugar y de la final” programada el 18 de diciembre en el estadio de Lusail, escribió la Federación Internacional de Fútbol en un comunicado.

Con predominio blanco y motivos de color rojo oscuro, mientras que su predecesor tenía cenefas azules y rojas marcadas de oro, Al Hilm pretende ser “el primer balón de las semifinales y la final del Mundial fabricado exclusivamente con tintas y pegamentos de base acuosa”.

Esta nueva pelota del proveedor Adidas también estará equipada con la “tecnología semiautomatizada para la detección del fuera de juego” (Saot), como su predecesor Al Rihla: un sensor situado en el centro del esférico que debe enviar datos 500 veces por segundo, determinando el momento en que se juega mucho más precisamente de lo que podría hacerlo un ojo humano.

La FIFA introdujo la tecnología para acelerar y mejorar las decisiones arbitrales. La Saot debe permitir establecer en todo momento la posición de los jugadores y del balón, facilitando la detección de los fuera de juego sin sustituir la apreciación de los árbitros.

En el plano deportivo, la trayectoria del balón Al Rihla fue considerada aceptable por Claudio Taffarel, entrenador de los porteros de Brasil. “No es mala, pero no funcional al 100%”, declaró a finales de noviembre el exarquero de la Seleçao campeona del mundo 1994, antes de la eliminación de su equipo en cuartos ante Croacia.

“Recuerda un poco al Jabulani (pelota del Mundial de 2010 criticada por su trayectoria impredecible). Pero es más positivo que negativo. No hay tantas variaciones de trayectoria, el balón es bueno”, aseveró.

Al Rihla y Al Hilm han sucedido a “Telstar 18”, el balón de la Copa del Mundo de 2018 en Rusia; a “Brazuca”, en Brasil de 2014; y a “Jabulani”, en Sudáfrica 2010.

Pie: Innovación. “Al him” está fabricado exclusivamente con tintas y pegamentos de base acuosa, además de contar con un chip que envía datos. Esta es la quinta ocasión en que se cambia el balón oficial dentro de una copa del mundo. La nueva pelota cambia en diseño, color y tecnología.

Notas relacionadas

Atletas mexicanos consiguen 16 boletos a París 2024 en Juegos Panamericanos

“No finjo como otra persona” Djokovic lanza indirecta para Nadal tras victoria en el Masters 1.000 de París

“Me negó el apoyo” Medallista panamericano rechaza reconocimiento en plena ceremonia