Las organizaciones civiles que promueven la llamada Ley 3 de 3 dejaron al bloque PAN-PRD, y ahora delinean los cambios legales junto con el PRI.PVEM; aún no hay predicta

 

Por Karina Aguilar

Ciudadanos junto con el PRI-PVEM definirán el rumbo y contenido del paquete anticorrupción que se analiza en el Senado de la Repúbica, luego de que las organizaciones civiles que promueven la llamada Ley 3 de 3 rompieran con el bloque PAN-PRD.

Incluso, el coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, afirmó: “El grupo de la sociedad civil, bueno, cambió de bando”.

A pesar de que fueron los senadores del PAN y del PRD quienes respaldaron e hicieron suya la iniciativa ciudadana Ley 3 de 3, misma que reforzaron y presentaron como bloque bajo el nombre 3 de 3 Plus, ahora las organizaciones civiles decidieron negociar con el PRI y el PVEM.

Y es que desde el pasado fin de semana Raúl Cervantes Andrade (PRI) y el presidente de la Comisión Anticorrupción y Participación Ciudadana, Pablo Escudero (PVEM), han sostenido reuniones privadas con las organizaciones que promovieron la iniciativa ciudadana y han acordado un proyecto que será presentado en las próximas horas a los grupos parlamentarios.

foto3

“Hoy el Partido Verde y el PRI estamos trabajando en documentos conjuntos con la sociedad civil, hoy nos encontramos trabajando de manera coordinada con ellos, no por obra de la casualidad, lo vemos como respuesta a una desesperación que ve la sociedad civil”, afirmó el coordinador de los senadores del Partido Verde, Carlos Puente.

Ante la fractura del bloque PANPRD y sociedad civil, Miguel Barbosa, coordinador de los senadores perredistas, confió que los documentos que salgan de las negociaciones entre PRI, PVEM, Gobierno y ONG mantengan el espíritu de la reforma.

“Yo no veo a las organizaciones de la sociedad civil achicando su propia propuesta 3 de 3, porque hay más de 600 mil firmas que apoyaron esa propuesta.

Yo no las veo y yo no sé cómo se va a acomodar el PRI y el Verde”, añadió Barbosa Huerta. En tanto, el PAN descartó una votación dividida en las leyes secuendarias del paquete anticorrupción.