La Quinta Columna

Por: Mario Alberto Mejía

Los incidentes provocan, ya se ve, severos accidentes.

Accidentes de la lengua, sí, y también del pensamiento.

El secuestro más breve del mundo, sufrido en la persona de Juan Carlos Lastiri, generó voceros formales e informales.

Y también: lavados exprés de imagen.

Vea el hipócrita lector:

Ahora resulta que el subsecretario de Rosario Robles en la SEDESO y en SEDATU es más blanco que una palomita.

De la noche a la mañana, Lastiri recuperó blancura y donosura gracias a que fue víctima del secuestro exprés más rápido del mundo.

Dos o tres gorriones salieron a decirnos que su santo patrono es más puro que el Santo Niño Doctorcito de Tepeaca.

Y hasta arremetieron en contra del gobernador por dar por hecho algo que todos dimos por hecho en algún momento de la trama: que el Santo Niño Juan Carlitos había sido aprehendido por ministeriales de la Fiscalía General de la República.

Una curiosa vocera fue la tuitera exprés “Sabrina Díaz”, quien nació justo horas después del secuestrito.

Indignada ante los dichos de la prensa, la tal Sabrina escribió furiosa:

“Con qué facilidad la gente se atreve a inventar hasta sacar columnas falsas llenas de mentiraJUAN CARLOS LASTIRI ni tiene orden de aprehensión ni tiene ningún proceso en su contra ni está en ningun penal, haganle como quieran”.

Por la ortografía uno supondría que la susodicha era empleada a sueldo de nuestro personaje.

Más tarde, vinieron las plegarias de la muy informada:

“Los invito a investigar !!!!!’ Antes de publicar mentiras. recuerden qué hay un Dios que nos cuida y nos da a todos lo que merecemos”

Ya por la noche, sobrevinieron las amenazas:

“A todos los medios de Puebla que difunden información falsa sobre Juan Carlos L. tengan en cuenta que son difamaciones, daño moral y lo que se acumule. Sobre todo en públi impresas”.

Sabrina Díaz retuiteó un tuit del reportero Alberto Rueda, de Televisa:

“El equipo de TelevisaPuebla se puso en contacto con la esposa de Juan Carlos Lastiri y confirmó que no han logrado encontrar en ninguna dependencia ni en el Reclusorio Oriente al ex funcionario ligado a Rosario Robles”.

Al otro día, Sabrina se adelantó a Lastiri en la ceremonia de los agradecimientos:

🙏

“Gracias Dios por tantas bendiciones y cariño de gente que nunca te esperas 🏻🏻🏻🏻 Dios y los Santos siempre con nosotros”.

Ese “nosotros” sonó muy extraño en ese mar de incertidumbre.

Poco después, el mismísimo Santo Niño Juan Carlitos salió al quite con este tuit:

“Agradezco el apoyo del Gobierno Federal y del Gobierno del Estado de Puebla. Ya estoy en casa gracias a Dios, aprecio todas sus atenciones”.

Sabrina se difuminó.

Lo último que se supo de ella es que le deseó un feliz cumpleaños a Liz Sánchez, secretaria del Bienestar en Puebla.

“Se le quiere mucho”, agregó zalamera.

Los Santos Niños Cieguecito y Doctorcito ya tienen una feroz competencia.

El Santo Niño Juan Carlitos viene con todo.