La presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de los Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Puebla, Olga Méndez Juárez, propuso mover el festejo del Día de la Madre para el próximo 10 de octubre, una vez que pase la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

Explicó que con el planteamiento, que nace del organismo a nivel nacional, se busca sumar a todos los estados a fin de recuperarse de las pérdidas económicas en el sector.

“Lamentablemente las condiciones no nos permiten trabajar en el lugar, y desde Cámara Nacional estaba haciendo algunas modificaciones y propuesta para poder recorrer y recuperar la derrama que nos deja ese día y para octubre esperemos todo este más tranquilo y levantar lo que se perdió”.

En tanto, la empresaria señaló que este 10 de mayo espera que las ventas incrementen hasta un 40 % en servicio a domicilio, por lo que diferentes restaurantes que continúan abiertos pondrán ofertas desde el fin de semana.

Olma Méndez dijo que hace un año las ventas se elevaron hasta un 80% pues desde muy temprano las familias se daban cita en los diferentes restaurantes para festejar dicha fecha, pues es una fecha significativa para los mexicanos.

“Lo vemos a trabajar con servicio a domicilio como lo marca el decreto sentimos que, si va a ver un poco de respuesta, los restauranteros se están preparando con paquetes especiales, están dando ofertas, promociones y sin duda sentimos que este 10 de mayo de lo poquito que estamos trabajando si pudiera aumentar”, dijo.

En su turno, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Marco Antonio Prósperi Calderón, indico que no va a existir temporada del 10 de mayo para ellos, pues la mayoría de los negocios que no son esenciales.

Indicó que se espera que haya ventas a través de plataformas virtuales y crezcan un 20%, “la temporada comercial digamos tradicional del día de las madres se pierde, pues más del 80% se pierden este año con respecto al año pasado”.