El gobierno de la ciudad de Puebla, a través de la Tesorería Municipal, reiteró que, tras la puesta en marcha del plan de contingencia para la prevención, acción y reactivación económica por la pandemia de Covid-19, la administración local en todo momento trabaja bajo la premisa de racionalidad del gasto público y austeridad de los recursos, dio a conocer a través de un comunicado.

Al respecto, la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco recordó que para este fin se destinaron 105 millones de pesos del presupuesto municipal y esta medida reactiva, así como el avance periódico de su aplicación, fue informada en tiempo y forma al Cabildo y revelado públicamente a través de los medios oficiales.

“Lo hago con la convicción de que el gasto de cada peso sea transparente”, añadió la alcaldesa, al tiempo que informó que este ejercicio de rendición de cuentas se realizó previo a las auditorías que actualmente están en curso.

En tanto, el tesorero municipal Armando Morales Aparicio confirmó que las asignaciones presupuestales de esta estrategia se realizaron con apego a la normatividad vigente, por lo que gracias a un actuar anticipado y un manejo de recursos eficiente el gobierno de la ciudad pudo actuar y tomar decisiones para afrontar la pandemia sin comprometer la atención a las necesidades básicas del municipio.

“Tal y como lo hacen ustedes en casa, nosotros también estamos estirando cada peso para que alcance para todas y todos”, concluyó la edil poblana.

De cara a un regreso escalonado a la Nueva normalidad, la administración local reiteró el llamado a no bajar la guardia, seguir aplicando las medidas de higiene y prevención, además de no confiarse al realizar dinámicas sociales que aún representan un riesgo de infección, se concluye en el documento.