A más tardar en dos semanas se tendrán los resultados de la auditoría que está en proceso a la aplicación de recursos del partido Morena para inmuebles y remodelaciones, que hizo la ex presidenta nacional Yeidckol Polevnsky, quien se ha negado a dar una explicación.

A pesar de haber sido convocada en cinco ocasiones para aclarar el destino de al menos 402 millones de pesos, que supuestamente se gastaron en equipamiento y reparaciones sin presentar facturas, no ha tenido la disposición de responder.

Carlos Alberto Evangelista, responsable del Movimiento  de Regeneración Nacional (Morena) en Puebla, mencionó que Yeidckol Polevnsky justificó ser parte de los grupos vulnerables al coronavirus, por lo que no podía realizar actividades presenciales.

Las dos compañías beneficiadas son: Inmobiliaria Moscati de Querétaro S.A. de C.V., y Estrada Miranda Proyecto y Construcción S.A. de C.V., con las que se ha dado seguimiento a la revisión de los contratos y recibos que se hicieron en las obras.

Aunque no ahondó en la información, Carlos Alberto Evangelista subrayó que no cubrirán ningún acto de irregularidad, por lo que de confirmarse inconsistencias se tendrán que sancionar y la morenista Yeidckol Polevnsky tendrá que responder, al igual que el ex dirigente estatal en Puebla, Mario Bracamonte González, quien estuvo en su periodo.