Los panistas, hombres y mujeres, han salido a defender al aspirante del PSI a la alcaldía de Tecamachalco, Inés Saturnino López Ponce, asegún porque nunca fue “sancionado” por violencia política de género, un caso conocido, incluso a nivel internacional. Aquellos que hoy lo ponen como mártir y “perseguido”, olvidan que su falta de sanción se debió a circunstancias procesales, pero no porque realmente no haya consumado esos actos punibles y reprobables. Veamos: cuando violentó a la actual diputada de Morena, Ruth Zárate, no estaba tipificado el delito de violencia política en razón de género. La libró por los recovecos, pero no por ser una blanca palomita. Allá ellos y ellas, en el PAN, que se ponen de escudo de Inés, por encima de las convicciones que dicen defender.

¿Será?

Daños eternos

Ahora que el exdiputado poblano, Saúl Huerta, fue sentenciado a 22 años de prisión por la violación de un menor, de inmediato viene a la memoria el episodio aquel en que Moisés Ignacio Mier Velazco intentó defenderlo y hasta justificarlo. Palabras más, palabras menos, cuando fue aprehendido dijo que no había cometido el delito en su tiempo y ejercicio como diputado, por lo que no podía emitir una condena. Sin duda, un daño colateral acompañará siempre a Mier Velazco por esas desafortunadas declaraciones, y el nombre de Saúl Huerta estará, inevitablemente, asociado al suyo.

¿Será?

Ahí vienen los rusos

Penita ajena deberían tener aquellos que dejan que la malévola propaganda rusa se publicite en plazas comerciales de la levítica Puebla, de cielo blanquiazul, la santificada por los mismísimos ángeles; que permiten que el comunismo en forma de anuncios manipule las mentes de los miembros de la Vela Perpetua. Ese demoniaco y satánico canal ruso es un despropósito para las almas puritanas de los poblanos. ¡Nos están espiando! Es ironía, claro.

¿Será?

#Ayno

Esto viene a cuento por la crítica que lanzó Santiago Taboada, el aspirante a la jefatura de Gobierno de la CDMX; pidió a Martí Batres explicar qué recibió a cambio de la publicidad rusa que hay en el Metro, hasta se atrevió a advertir que podría existir “injerencia” de Putin en las elecciones. ¿Neta? Que ni venga a Puebla, porque cada anuncio de RT que hay en las plazas tiene un chip que se enlaza directito al Kremlin. ¡Aguas!

¿Será?

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *