El común denominador de la directiva del Club Puebla de La Franja es precisamente la mentira.

Engañar al aficionado poblano se ha vuelto una práctica recurrente en el área manejada por Ro(b)a y sus madams.

Estos sujetos que vienen de la CDMX y que estuvieron avecindados muchos años en Guadalajara, se sienten como Hernán Cortés; creen que vinieron a descubrir América y la verdad es que se han llevado varios frentazos que los han regresado a su triste realidad.

Años de mentiras y de verle la cara al noble aficionado poblano han marcado su administración, si es que así se le puede llamar al hurto en despoblado del que ha sido objeto el equipo de La Franja.

La suma de 5 puntos de 51 disputados fue la gota que derramó el vaso, pues eso terminó por quitarle a los poblanos la venda de los ojos y darse cuenta que la escuadra ha estado prácticamente secuestrada por esta bola de vividores y mentirosos.

La semana pasada, en el colmo de la desfachatez y el cinismo, convocaron a los poblanos a realizar un ejercicio llamado VOX, donde supuestamente el aficionado poblano podría expresarse durante un minuto aproximadamente y decirle al equipo y directiva sus verdades.

Resulta que a estos saqueadores de Ro(b)a y sus madams se les hizo fácil camuflar a los empleados del club y hacerlos pasar como aficionados con nombres falsos.

Pusieron al contador que fiscaliza con nombre falso a decir cositas suaves a través de una crítica pactada.

Posteriormente, pusieron a una chica que maneja el departamento de Recursos Humanos fingiendo ser como de la porra y declarando en el mismo tenor.

Obviamente no faltó quien los identificara y se diera cuenta, como un servidor, que se trataba de un vil montaje mediante el cual fueron evidenciados públicamente.

Por supuesto que el fingido VOX resultó ser un “aborto” mediático para la afición poblana.

Qué pena la verdad que en CDMX le den tan poca importancia al equipo Puebla y permitan que los empleados hagan y deshagan este tipo de barbaridades mediáticas a su antojo.

Igual de penoso resultó la invitación por parte de la madam mayor a los periodistas deportivos a jugar una cáscara en la grama del Estadio Cuauhtémoc, con el único fin de tratar de callarles la boca ante la ola de críticas que se desataron por el pésimo accionar del equipo.

Lo bueno es que los periodistas terminan siendo como los electores en las votaciones, toman lo que les dan y terminan votando y (opinando) lo que consideran.

Estos empleados directivos creen que aún se vive en la época de las dadivas y la verdad es que están completamente equivocados.

Por último, la presentación de José Manuel Chepo de la Torre en el Cuauhtémoc, por parte del “farsante” que funge como dizque dueño del equipo, conocido como el Chómpiras Jiménez, a quien incluso en el grupo de WhatsApp que tienen varios dueños de los equipos de primera división ya lo identifican con el mote de Chómpiras.

Chepo presentó a su equipo de trabajo y de inmediato se puso a trabajar, seguramente y durante la pretemporada que al parecer se va a llevar a cabo en Querétaro se irán incorporando algunos refuerzos, quienes vendrán a complementar el equipo que actualmente se tiene para que el DT le pueda dar forma.

Saucedo y Catalina junto con Chepo están trabajando a marchas forzadas, en contra tienen los tentáculos de Ro(b)a y lo que queda de los 40 ladrones.

Veremos qué puede más: si las ganas de hacer bien las cosas o la podredumbre que arrastra La Franja con los mentirosos ampliamente conocidos.

Nosotros seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Por: Pepe Hanan

@pepehanan

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *