Será

A falta de datos oficiales, la elección en Puebla podría ser histórica, por la cantidad de gente que salió a votar. Las filas para sufragar eran largas, largas; bajo el rayo del sol y el extenuante calor. Todos esos ciudadanos fueron un ejemplo de cómo se vive la fiesta democrática. Pero no sólo ellos, ellas, también las y los funcionarios de casilla. ¡Qué bárbaros! Son unos verdaderos héroes, desde la madrugada de ayer domingo para recibir la paquetería, instalar la casilla, recibir a los votantes; luego contar, llevar la paquetería al distrito y esperar hasta altas horas de la noche para terminarla. Caray. Eso es amor a la patria. Por ello, aplausos a cada uno de nosotros. Eso impidió que el lado oscuro de la Fuerza hiciera de las suyas. ¡Bravo!

¿Será?

Ah chis, ah chis

A ver, a ver, a ver, a ver, a ver. Cuando los candidatos, candidatas, salen a los medios a declararse ganadores, alguien está mintiendo. Eso se sabe aquí y en China. O bueno, allá no, pero es parte de la frase. No crucifiquemos a las y los aspirantes, a veces a ellos mismos les mienten sus equipos. Son la clásica de la corte de aduladores: “¿Qué hora es ?, La hora que usted diga, patrón”. Es tan simple decir que “me ganaron”, acepto, doy la media vuelta, me voy a rumiar mi coraje, me tomo dos pastillas de pasiflora, me acuesto a dormir y aprendo de la derrota. Pero no, quieren estirar tanto la liga para ver qué pueden sacar de beneficio, que sólo se hacen daño, pierden la dignidad. Eso también es una lección de vida. Es cuanto.

¿Será?

Leeeento

Algo que sí se puede criticar a los institutos electorales, tanto el nacional como en el estado, fue la lentitud con la que pasaron a votar. Hubo algunas casillas en las que tardaron hasta 4 horas para sufragar, algo que en comicios pasados era un trámite de 20 minutos, máximo una hora. ¿Qué pasó? Eso lo deben analizar en los organismos. Que sirva para que, en el futuro, lo resuelvan, pues habrá cada año más electores.

¿Será?

Narrativa del miedo

Aquí sí no es un tema de algún partido, coalición o ideología: quisieron meter a la de a fuerzas una narrativa del miedo, sobre todo en redes sociales. Muchos cayeron, como aquellos que no quisieron ser funcionarios, funcionarias de casilla (por el mello, respetable), pero algo que sí se vio en la mayoría de las casillas, por lo menos en la capital poblana: la gente, los ciudadanos, nuestros vecinos, vecinas; compañeros, compañeras, salieron a votar. ¡Padrísimo!

¿Será?

Nueva geografía

Es un hecho de que, a partir de este lunes, la geografía del país se vuelve a reconfigurar, como sucede cada elección. ¿Qué viene? Ojalá mejores cosas, ojalá haya tranquilidad y, sobre todo, un futuro promisorio. Si estos comicios fueron, por lo menos en la entidad poblana, de una mayoría pacífica, es porque la ciudadanía así lo quiso. Por ello, será cuestión de confirmar que Morena, PT y PVEM se levantarían como los ganadores de la contienda 2024. Desde esta trinchera, estaremos vigilantes de lo que suceda y llevaremos a sus manos, en impreso, redes sociales y el portal lo que suceda.

¿Será?

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *