El futbolista mexicano Ulises Dávila compareció por primera vez este lunes frente a un tribunal australiano al ser acusado de participar en una red para controlar el número de tarjetas amarillas en diferentes partidos y así corromper el resultado de las apuestas.

La comparecencia de Dávila se dio en el tribunal central de Sidney donde los fiscales se comprometieron a presentar pruebas en un rango que llega hasta el 22 de agosto y donde el juez redujo el número de comparecencias del futbolista en la comisaría a una vez a la semana.

El jugador de 33 años y capitán del club McArthur enfrenta acusaciones por pagar otros dos jugadores del mismo club, estos son Kearyn Baccus de 32 años y Clayton Lewis de 27 años, a quienes se menciona les dio hasta $10,000 australianos por ocasionar tarjetas amarillas.

De acuerdo con la policía, la red generaba miles de dólares en ganancias de las apuestas y estaba controlada desde Sudamérica, aunque no sea mencionado de qué país.

Por su parte, la policía de Nueva Gales del Sur señala que el futbolista consiguió manipular las tarjetas amarillas en partidos disputados por su club en fechas que van del 24 de noviembre y el 9 de diciembre de 2023.

Se menciona que el jugador también habría intentado, aunque sin éxito controlar el número de tarjetas amarillas en partidos jugados entre el 20 de abril y el 4 de mayo de este año.

OD

Por: 24 Horas

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *