Las Serpientes

Por: Ricardo Morales

No se ría, que es en serio. Miles de poblanos padecemos todos los días el tener que circular en medio de retenes colocados por todas las principales vías de comunicación de Puebla.

Más allá de que estoy a favor de los operativos como el alcoholímetro, que evita cientos de muertos en accidentes por el consumo de alcohol, los retenes se han convertido en una constante molestia para miles de poblanos, quienes ven con más desconfianza a las fuerzas de seguridad que integran estos operativos que a la propia delincuencia.

Poco o nada se sabe de la efectividad de este tipo de operativos, los encargados del área de seguridad, el secretario de Gobernación, Diódoro Carrasco, el de Seguridad Pública estatal, Jesús Rodríguez Almeida, y el del municipio, Alejandro Santizo, a pesar de ser empleados de los ciudadanos, prefieren evitarse la fatiga de rendir cuentas, por lo que nadie sabe si estos operativos han dado o no resultados.

Los retenes se han vuelto el pan nuestro de cada día y a pesar de que afortunadamente no hay reportes de violaciones a los derechos humanos, dejan un sentimiento de inseguridad en los ciudadanos, quienes están hartos del tráfico ya de por sí sofocante de la ciudad de Puebla.

Personalmente, he sido testigo de los retenes que sin ton, ni son se instalan los fines de semana a las 17:00 horas sobre bulevar del Niño Poblano, casi frente a Cotsco, que se combinan con las obras que se llevan a cabo en este lugar y que ahogan el tráfico de la ciudad.

Este tipo de operativos resultan cada vez más impopulares, cuando se revisan las cifras de la inseguridad en Puebla y su incremento, ante los nulos resultados que arrojan los llamados retenes, los cuales confirman que sirven para muy poco.

Mucha gente alega que se genera más corrupción con este tipo de operativos, en los cuales solo se llega a detener a los vehículos pesados o a los “viejitos” y jamás se molesta para nada a los lujosos autos de importación y “camionetones” que se pasean por Puebla.

Si de verdad las autoridades encargadas de la seguridad pública de Puebla andan en busca de algo, mejor que se den una vuelta en donde de verdad se encuentra la delincuencia, ellos bien lo saben, no es con retenes como van a resolver el creciente problema de la inseguridad que se pasea en Puebla.

La violencia aumenta todos los días en diferentes estados de la República, Puebla no es la excepción, y también es mayor la impunidad con la que actúan bandas criminales y delincuentes “solitarios”.

La autoridad tiene ante sí un enorme reto que es frenar los hechos delictivos y sancionar con rigor a quienes los cometen, de no conseguirlo, la ingobernabilidad y la justicia por propia mano serán más frecuentes con consecuencias incalculables porque después de eso, todo puede suceder.

En la Puebla de los retenes lo que menos se ve son resultados, lo que ocasiona cada vez más molestia por parte de los ciudadanos, quienes sufren y padecen los graves problemas de tráfico ocasionados por la obras y ahora los retenes.

El gobernador Gali tiene en su agenda el tema de la seguridad pública y estamos de acuerdo en la política de las revisiones, con estricto apego al respeto a los derechos humanos y con la entrega de resultados, de lo contrario, sólo servirán para mantener la irritación de la población, que ya ven con franco desagrado lo que ocurre en la Puebla de los retenes.

La labor de todo buen gobernante es saber escuchar a la población, so pena de terminar divorciado de sus votantes.

Todos de vacaciones. El gobernador Moreno Valle realizó la semana pasada una gira de trabajo por Honduras y posteriormente Colombia, en donde se reunió con el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Este viaje del mandatario fue interpretado por algunos de sus funcionarios como el inicio del periodo vacacional.

Algunos aprovecharon la gira del mandatario para darse vacaciones también, los nombres de los involucrados, próximamente

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *