Por: Jorge Pérez Soto
Foto: Tania Olmedo/ Agencia EsImagen

La inauguración del Centro Metropolitano de Seguridad Pública fue el escenario para que Rafael Moreno Valle y Miguel Ángel Osorio Chong hicieran un viaje al pasado, pero también para hacerle un guiño al futuro. Y ese futuro tiene fecha caducidad: 2018.

Entre el pasado y el futuro del gobernador de Puebla y el secretario de Gobernación media un presente de camaradería, sonrisas y elogios mutuos. Un hoy que huele a amistad.

Los une un pasado de sonrisas, fueron compañeros en la LIX Legislatura federal. Pero también un pasado sombrío, defenestrados por el escarnio sobre su mentora: la maestra Elba Esther Gordillo Morales. Ese mismo pasado los ha impulsado, poco más de una década después, a ser personajes de la política nacional que aspiran a ser inquilinos de Los Pinos el próximo sexenio.

Camaradería, cortesía e incluso cierta complicidad se percibe en los rostros del gobernador panista y el funcionario federal, ex mandatario de Hidalgo. Caminan juntos hacia el estrado que se montó para la inauguración del centro de seguridad. Moreno Valle le susurra algo al oído a Osorio y ambos sonríen, mientras son escoltados por el senador panista Javier Lozano Alarcón y el alcalde de Puebla, Luis Banck Serrato.

La orquesta de la Secretaría de Seguridad Pública del estado ameniza el deambular de estos personajes, mientras la salutación se repite en una ola de apretones de mano y besos en la mejilla. Moreno Valle sonríe, usa un saco beige, camisa blanca, sin corbata, y pantalón oscuro. Su atuendo permite percibir cierta relajación en su ánimo.

En el largo camino de saludos y aplausos rumbo al estrado, Osorio Chong se detiene brevemente a saludar a algunos delegados del Gobierno federal que habían optado por pasar casi desapercibidos, hasta que ver a su segundo jefe les hace adoptar cierta gallardía.

En un acto donde el protocolo pasa a segundo término, la camaradería y el buen ánimo parecen ser la constante. No hay discursos escritos. El Ejecutivo estatal y el secretario de Gobernación coinciden prácticamente en todos los puntos de lo que se convirtió en un diálogo de agradecimiento y refrendo del compromiso mutuo, ante más de 500 espectadores.

Ambos hacen énfasis de la importancia que cobra la seguridad pública y que en gran parte el estímulo a los policías, mediante el mejoramiento de prestaciones y salarios, es una de las medidas más eficaces para tener corporaciones sólidas.

Moreno Valle recuerda cómo en 2003, siendo diputado federal se hizo amigo de Osorio Chong e incluso rememora cómo en aquel momento, hace apenas una década, no se hacía énfasis en la seguridad pública y con ello indica que es necesario trabajar fuerte en el hoy para ofrecer resultados a corto, mediano y largo plazo. En ese tenor de la comunión, minutos después, durante su discurso, el secretario de Gobernación retoma las palabras y los recuerdos del gobernador y remarca la necesidad de dar un gran esfuerzo para obtener frutos en un mañana que podría no estar lejos, la contienda por la silla presidencial.

El gobernador agradece el apoyo que ha recibido del secretario de Gobernación durante cuatro años, provocando el aplauso genérico de los asistentes. La fórmula se repite cuando Osorio toma el micrófono y enaltece el esfuerzo y la disposición del mandatario poblano.

El diálogo remonta a un par de semanas atrás, cuando el presidente Enrique Peña Nieto estuvo en Puebla para la inauguración del Viaducto Elevado de la Autopista México-Orizaba. El Ejecutivo federal mostró claramente su beneplácito ante la relación con un gobernador de oposición que tan sólo unos días antes había confirmado su interés de contender por “la grande”.

Hoy, Moreno Valle y Osorio Chong, amigos de varios años que coinciden en la necesidad de trabajar de la mano sin intereses partidistas, sonríen sabiendo que a corto plazo podrían atrincherarse bajo diferentes colores.

Tal vez ya estén trabajando en diferentes trincheras. Sólo el tiempo lo dirá

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *